LA UTOPÍA DE LA INCLUSIÓN SOCIAL

Por: Berenice Beatriz Santos Anastacio

Los problemas sociales siempre abundan, son inherentes a la sociedad. Uno de ellos es la: exclusión social. La cual según Manuel Castells, se refiere a: “el proceso por el cual a ciertos individuos y grupos se les impide sistemáticamente el acceso a posiciones que les permitirían una subsistencia autónoma dentro de los niveles sociales determinados por las instituciones y valores en un contexto dado”[i].

Está exclusión social surge desde la discriminación misma, hasta la poca garantía que ofrece el Estado para que todos puedan gozar de los mismos derechos (ya plasmados en la Constitución Mexicana), y con ello, progresar para llegar a la utópica sociedad igualitaria y justa.

Ya el director Luis Buñuel en su filme Los olvidados (1950), mostró parte de la sociedad excluida y sus consecuencias en la Ciudad de México. En este caso los niños abandonados en las calles, sin acceso a la educación; por lo cual se dedican a la delincuencia. Esa sólo es una parte de la realidad mexicana y el problema realmente existente desde hace años.

Pero la exclusión social no sólo abarca la pobreza o el ámbito educativo. También se da en los segmentos de población, en la división de clases sociales. Lo que tiene como consecuencia la exclusión económica, de vivienda, salud, seguridad social, alimentación y discriminación de grupos vulnerables minoritarios.

Para resolver el problema el gobierno mexicano ha optado por crear políticas públicas en busca de la inclusión social. Éstas tienen como objetivo la búsqueda de la igualdad en oportunidades de progreso de los ciudadanos en el ámbito político, económico, educativo y social.

Sin embargo, la pregunta es ¿las políticas de inclusión son eficaces?. Pues a pesar de que instancias como la Secretaria de Desarrollo Social, se han encargado de crear políticas públicas y programas, éstas solo solucionan el problema de una forma sincrónica y no de raíz.  Por ejemplo, los comedores comunitarios, que buscan promover la alimentación saludable en zonas marginadas no solucionan la pobreza.

Por otra parte, el caso más reciente  de implementación de políticas de inclusión se ha dado por la nueva Constitución de la Ciudad de México. Misma que promueve derechos a favor de los refugiados y la interculturalidad.

A pesar de ello y la aprobación de diversas políticas, hacen falta acciones más eficaces, que no solucionen problemas de forma superflua, al contrario que se contribuya a resolverlos de fondo, como desde la educación misma. Dado que aún al salir a caminar en los rincones de México, se pueden observar personas en situación de calle, se puede revivir en tiempo real el filme de Luis Buñuel.

Referencias:

  • [i] Castells, Manuel (2001). La era de la información. Fin de milenio. Vol. 3, Madrid: Alianza Editorial.
  • Jiménez Ramírez, Magdalena, APROXIMACIÓN TEÓRICA DE LA EXCLUSIÓN SOCIAL: COMPLEJIDAD E IMPRECISIÓN DEL TERMINO. CONSECUENCIAS PARA EL ÁMBITO EDUCATIVO . Estudios Pedagógicos [en linea] 2008, XXXIV ( ) : [Fecha de consulta: 6 de febrero de 2017] Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=173514135010>
  • Secretaria de Desarrollo Social,[en línea] Disponible en : http://www.gob.mx/sedesol
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s