JOTDOWN, ¿Quién soy?

 

ERIC RAMÍREZ.

La diversión en blanco y negro, la diversión e información a través de dos colores contrastes. Es como un viaje a través de lo que al lector le interesa, de lo que puede ver, de lo que no entiende en palabras burdas y que lo acerca a la cultura de lo maintreim. La revista inaugurada en 2011 es el resultado de años de trabajo.

Jotdown (Yotdaun por su pronunciación), surgió en un contexto donde las letras pejot_down_magazine
queñas y las fuentes de letra serias, son un letrero para que el lector huya de inmediato del texto, aunque la idea es que suceda lo contario. Dejar atrás los tabúes de que los textos largos en grandes espacios son reportajes aburridos y pasar a textos que dejen algo al lector a la vez que sean comprensibles y entretenidos.

Para leer Jotdown sólo hace falta conexión a internet y ganas de aprender. La revista, comenzó como una plataforma en línea, fiel a lo que reclaman las nuevas tecnologías. La idea de Ángel Fernández y Ricardo González fue ser una nueva plataforma donde se juntará todo lo que le interesa a la gente, en vez de comprar distintos medios.

Su construcción es de una revista “buena onda” que cumpla con las necesidades de mantener informado a la vez que es divertida. Esto lo logran con textos como “Las lecciones de la nueva república galáctica” en la sección de Política y Economía, mezclando la saga de Star Wars con política. Parece una idea de niños, pero no lo es, pues la seriedad la consiguen con la presentación.

Los colores opacos, los espacios bien definidos y las fotos tan artísticas, recobran esa seriedad que una plataforma joven requiere. Además, las fuentes pequeñas y espacios en blanco rellenos de grandes textos y pequeñas fotos (fiel a un periódico tradicional), dan la sensación de estar ante un medio de años de experiencia.

Sin embargo, uno de los puntos clave de la revista, es su manejo de cuentas en redes sociales, enfocados sobre todo en Twitter, que es su principal arma para ensamblar su agenda, pues es ahí donde miden qué le gusta a la gente, que ve, que lee, donde no lee, que le interesa y cómo puede hacerse interesante.

La forma de innovar, está en la forma en que cuentan las historias, pues el mismo fundador, Ricardo Gonzáles, ha reiterado en múltiples ocasiones que la información está al alcance de un tuit. Lo que la revista ofrece es la forma en que cuentan esa información, o sea, a través de historias bien hechas, a través de retoricas y de una construcción, a veces poco ortodoxa a los medios tradicionales.

JotDown se maneja bajo la idea de que no tienen agenda, pues su agenda es el público. Podríamos deducir que el renunciatario se vuelve enunciador, en un intercambio de roles donde “el que dicen que manda” en realidad termina mandado y educado por la ideología dela revista.

Como cualquier medio, JotdDown, tiene una agenda, pero con la libertad de que su versión más amplia, que es internet, no tiene la presión de una hora de cierre o una cotidianidad que impida el desarrollo imaginario de los escritores de la revista. Las ventajas de internet las han descubierto en todos estos años y hoy en día el resultado los ha favorecido.

smart-03En Julio de 2015, la revista anuncio su colaboración con el periódico, El País, uno de los más importantes del mundo. La colaboración consiste en lanzar un número mensual con el contenido más destacado de la página, además de exclusivas. El periódico afirmo que la revista no modificaría su “agenda”, sólo se iba a unir a la familia de lo impreso.

La revista desde entonces se puede conseguir en 15 euros, cada mes. Lo interesante de esta transformación es la forma de trasladar lo digital a lo impreso con una fidelidad a su estilo. Los colores siguen siendo los mismos, aunque la calidad de las fotos ha subido en sobre manera.

El contrato de colaboración con El País fue un año antes de que el periódico anunciara que los días impresos ya están contados, pues darán paso a una agenda digital, donde los contenidos serán en su mayoría audiovisuales y los textos serán más cortos, adaptándose a las nuevas generaciones y nuevas demandas por parte de los consumidores.

JotDown es una revista inteligente, con mucha retórica en sus contenidos e información de igual forma. No cambian la agenda, pues a final de cuentas la marcan ellos, con una asesoría mínima de los lectores. Un caso más cercano al contexto en México sería Algarabía, que intenta dar contenidos inteligentes pero que aún carece de formalidad y porte, algo que ya consiguió la revista española.

Anuncios

Un comentario sobre “JOTDOWN, ¿Quién soy?

  1. Como lo entiendo, infieres el carácter “buena onda” de la revista por los elementos visuales y la retórica de sus “historias bien hechas”, en ese caso valdría la pena que retomaras la semiótica o incluso la descripción para explicar cómo las imágenes y las “fotografías tan artísticas” le dan sentido a los textos, porque dices que la presentación es lo que los hace serios, pero yo no entiendo porqué.
    Y en el caso de la retórica es lo mismo. Lo mencionas, dices que está ahí, pero no dices cómo es y quizás explicarlo también te serviría a ti, de esa forma tendrías herramientas para analizar el discurso.
    Por el momento tengo entendido que la revista es “visualmente atractiva” y que el tratamiento que le da a la información es un tanto particular, pero eso sólo lo supongo porque tú me lo contaste, ahora espero que me lo expliques para tener certeza de que en realidad es como tú dices.

    -Xareni Márquez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s