Una relación no prospera. Trump y las energías sustentables.

Por. Enrique Tavera Dávila.

Resultado de imagen para donald trump times

Con el paso de los días nos empezamos a dar cuenta hacia dónde va la diferente situación política, económica y social de los Estados Unidos de América y el mundo. El pasado 8 de noviembre  se confirmó de manera sorpresiva que el presidente número cuarenta y cinco de dicha nación seria el empresario Donald Trump.

A pesar de las distintas declaraciones y promesas de campaña entre las cuales destacan tópicos como racismo, discriminación entre otros los ciudadanos lo eligieron para ser su mandatario. Las energías sustentables no se han quedado atrás en los temas en los que Trump genera polémica.

Donald Trump dice textualmente y sin importarle ninguna evidencia científica, que el cambio climático es un engaño de los chinos para hacer menos competitiva la economía de su país, este era un indicio de como es que iban a ser tratadas las energías sustentables a lo largo de su periodo.

De hecho, según información del Financiero  “las acciones de empresas como SolarCity, SunPower o Vivint Solar se desplomaron después de conocerse los resultados electorales”. Otra acción trascendental en esta guerra cantada contra los las energías limpias Trump corto relaciones y saco a Estados Unidos de un pacto mundial para combatir el cambio climático, esas acciones fomentaran  generarían una alza en la producción de gas y petróleo.

La victoria de los fósiles contra los renovables parece empezar. El carbón, al que el anterior presidente Barack Obama había impulso fuertes restricciones, será parte de la política energética para revitalizar la industria del acero, y las energías renovables podrían perder los subsidios federales. Según palabras del político republicano, “la eólica es un peligro para las aves y poco estética visualmente”

La nueva política económica y energética de Donald Trump podría suponer una involución en el desarrollo de la industria de Estados Unidos. Dará luz verde a la explotación de todas las fuentes energéticas y levantará las restricciones a los combustibles fósiles.

Trump asegura que dará vida y que “hará grande” a su país como lo era antes, este discurso hizo mover muchas cosas en la mente de los estadounidenses que emitieron su derecho emitir un sufragio y que responden con alevosía (no en muchos casos, ya que tambien existe gente totalmente “Anti-Trump”) a las propuestas que a lo largo de la campaña emitió.

La identificación que muchos ciudadanos tienen con su nuevo presidente es interesante ya que comparten una característica interesante: el nacionalismo, no confundir con el patriotismo. Nacionalismo significa dar más importancia a la unidad por medio de la formación cultural, incluyendo la lengua y el patrimonio. El patriotismo hace referencia al amor por una nación, con más énfasis en los valores y las creencias.

“Serán los norteamericanos los que reconstruyan este país, y será energía norteamericana, extraída de fuentes norteamericanas, la que alimente al país.”

-Donald Trump-

“El nacionalismo es  el peor enemigo de la paz”.

-George Orwell-

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s