Reconocimiento mediático: ¿símbolo de aceptación social?

Por Ana Añorve Vidal

La aparición de la comunidad LGBTTTI en los medios de comunicación ha sido paulatina. Cada vez más, se presentan de manera más abierta en programas de televisión, series, películas, comerciales; desde personajes ficticios, hasta celebridades y demás figuras del mundo del espectáculo se muestran de forma más espontánea en la vida cotidiana de los espectadores.

En cierta medida se debe a la constante e incansable lucha por sus derechos desde las últimas décadas del siglo pasado hasta la actualidad. Pareciera que ya es posible hablar de una cierta inclusión y aprobación social en general a diferencia de algunos años, no obstante resulta conveniente resaltar y cuestionar el papel de los medios de comunicación en ese proceso de aceptación del LGBT.

Los sociólogos Paul Lazarsfeld y Robert Merton determinaron tres funciones que cumplen los medios de comunicación de masas, de los cuales, dos de ellos aportan al análisis del tema:

  • Otorgar status: dar prestigio y realzar la autoridad de individuos o grupos al legitimar su posición, o sea, el status.

  • Establecimiento de normas sociales: se implementan determinadas reglas, valores y estereotipos aceptados socialmente.

La primera función implica el reconocimiento por parte de la prensa, radio, televisión, internet, cine, hacia una persona u organización, la cual ostenta de tal relevancia e importancia como para que los reflectores se centren en ella y sobresalga de entre los demás, de entre la multitud. O sea, que la conducta, las opiniones y actitudes de este sujeto o grupo valen lo suficiente o son tan significativas como para requerir la atención pública.

Muchas personalidades han logrado posicionarse e influir en determinados grupos al utilizar los medios como plataformas para darle mayor voz a la propia colectividad LGBT. Ejemplos de ello son la conductora estadounidense Ellen DeGeneres (abiertamente lesbiana), la actriz transgénero Laverne Cox (conocida por su papel como Sophia Burset en Orange is the New Black), y el cantante puertorriqueño Ricky Martin, quien en 2010 hizo pública su homosexualidad.

Éstos al ser famosos gozan de un lugar privilegiado en la esfera de la opinión pública, pero es precisamente porque se les ha insertado en los mass media. En ese sentido, habría que señalar la segunda función, la cual se circunscribe en este caso a cómo se había forjado la imagen de las personas de esta minoría. Más allá de que impongan determinadas pautas y normas sociales, los medios refuerzan las ideas, los preceptos, los mensajes, los discursos.

El seno de la educación del ser humano yace en los núcleos primarios de la familia y la escuela; ambos son los que predisponen al individuo hacia cierta conducta o actitud. Sin embargo, debido al importante impacto de la tecnología y la introducción aún más profunda y temprana de los medios de comunicación en las personas, éstos han logrado ocupar una tarea cada más sustancial, cual referentes directos de la realidad.

Cabe reflexionar que si el contenido mediático que se ha venido produciendo en los últimos años ha conseguido visibilizar y reivindicar a la comunidad LGBT, puede ocasionar que se vaya erradicando con mayor rapidez en cada generación la cadena de prejuicios y discriminación hacia esta colectividad. La colaboración de los medios en la transformación de las nuevas reglas sociales, de esta forma, es fundamental en el proceso de admisión de grupos como el LGBTTTI.

Anuncios

Un comentario sobre “Reconocimiento mediático: ¿símbolo de aceptación social?

  1. Me parece interesante el tratamiento de este tema, ya que goza de actualidad e interés social debido a los aparentes triunfos que ha tenido la comunidad LGBTTTI en los últimos años. Sin embargo, cabe preguntarnos acerca del papel que han jugado los medios en este tópico, debido a que en efecto, como mencionas, poco a poco personalidades aclamadas por la audiencia se han ido integrando al centro de los reflectores de la esfera del espectáculo, tanto en cine, televisión, música, etc., no obstante, se han visto involucradas en grandes polémicas y en ojo de la opinión pública debido al “destape” por no pertenecer a la comunidad heterosexual.
    Entonces surgen las preguntas ¿Este tipo de tratamiento mediático favorece o perjudica a mantener sobre la mesa de debate la importancia del reconocimiento a los derechos de la comunidad LGBTTTI? ¿Es pertinente ese tipo de tratamiento mediático o sólo es puesto en agenda por el hecho sensasionalista que pueda causar? ¿Es inclusivo el lenguaje ocupado en los medios o siguen en pie el modelo de perpetuación del estereotipo de una persona homosexual o trasvesti?
    En fin, son muchas las preguntas que abren el análisis a un tema tan debatido, controversial y de gran importancia para los integrantes de esta comunidad y la sociedad en general.

    Saludos.- Arellano Cruz Adriana Cecilia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s