Las irregularidades en los comedores comunitarios

 

Por Viridiana Martínez Sánchez

Los programas sociales en México como solución a la pobreza extrema han favorecido a miles de familias con apoyos económicos, educativos, de salud y vivienda. Cuando se realiza la propuesta de un nuevo programa o se conocen los objetivos de uno ya existente, parecería que por fin el gobierno ha encontrado una solución a este problema que ha afectado a un gran sector del país.

Las acciones de parte de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), en cuanto al lanzamiento de convocatorias para la integración de los ciudadanos a los programas sociales, son bastantes efectivas. Los trámites de registro se pueden realizar a través de la página oficial de la Secretaría, sin embargo, parece un tanto contradictorio que la solicitud se realice a través de este medio, teniendo en cuenta que los programas sociales están dirigidos –principalmente- a las personas en condiciones de pobreza extrema o que viven en zonas marginadas. Esto limita a miles de ciudadanos a que puedan sumarse a estos programas de ayuda, pero por fortuna, hay quienes se acercan a ellos para hablarles de los proyectos de SEDESOL y entonces facilitan el trámite.

No todos los programas sociales necesitan de un registro previo, tal es el caso del programa de Comedores Comunitarios que funcionan en México desde 2009. Estos buscan promover una buena alimentación en los mexicanos y apoyar la economía de éstos, sobre todo en zonas consideradas como media, alta y de muy alta marginación. En estos comedores, se ofrece una comida completa a cambio de una recuperación monetaria de $10 pesos.

A decir verdad, este programa ha beneficiado, no sólo a las personas de escasos recursos, sino también a aquellas que quieren ahorrarse unos pesos en la compra de sus alimentos o que de plano el arte culinario no es lo suyo. Pero como en toda buena historia siempre debe existir un villano y en este cuento su nombre es: corrupción.

Si bien, parece que en los comedores todo funciona bastante bien y las personas que acuden a ellos son felices, existen problemas que deben sobrellevar ambos personajes: cocineros y consumidores. Por ejemplo, si una persona desea acudir al comedor, necesitará llevar su plato, tupper o cualquier recipiente para poder recibir su ración; también, por lo regular, los espacios son bastante pequeños y entonces lo que debiera ser un comedor comunitario se convierte en un establecimiento donde se provee comida pero la mesa y silla se venden por separado.

Asimismo, se da el caso de aquellas personas que desean realizar su buena acción del día pagando por un plato de comida, no para ellos, sino para quien realmente lo necesita y no cuenta con recursos para pagarla. Seguramente hay establecimientos donde sí aceptan este trato, pero también están los cocineros huraños que se niegan a seguir esta propuesta.

Ciudadanos del estado de Veracruz denunciaron varios comedores por la mala calidad de servicio y por las irregularidades que existían en ellos. Irene Valenzuela, habitante de la colonia Dos Caminos, informó que “…la comida que sobraba se la llevaban los trabajadores y había muchos problemas para aceptar a la gente”. Pero el problema no sólo quedaba en los empleados de los comedores, sino también en el mismo gobierno que otorgaba un sueldo bajo y dejaba de suministrar los recursos para el refortalecimiento de los espacios.

Como consecuencia del mal funcionamiento del programa, han sido cerrados varios comedores en todo el país, afectando a los sectores más vulnerables pues no tienen los recursos suficientes para poder conseguir alimento al menos una vez al día. En Veracruz, por ejemplo, al menos seis comedores han sido cerrados y abandonados; en Yucatán existen al menos tres que permanecen en el abandono desde hace dos o tres años, lo que ha provocado que el vandalismo deteriore los espacios; Coyoacán cuenta con seis comedores cerrados, mismos que según el directorio de SEDESOL están en funcionamiento.

En mayo de 2016 el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, anunció que se instalarían 300 comedores más en la Ciudad de México. Según su informe, existen 203 comedores en funcionamiento, pero en el directorio actual de la página de SEDESOL existen 297 en lista, es decir, hay más de 90 comedores comunitarios sin funcionar. Por otro lado, también mencionó que al final de su mandato deben existir al menos 500 comedores comunitarios, pero si la lista oficial ya estaba a punto de llegar a los 300, entonces ¿qué pasó con todos los comedores que han desaparecido?, ¿el proyecto de las nuevas instalaciones incluye a los establecimientos cerrados y abandonados, o simplemente quedarán en el olvido y abrirán nuevos espacios que no prometan una estancia permanente? Mientras tanto, que las personas necesitadas de alimento sigan sufriendo hasta que el gobierno les devuelva el dulce que les quitó repentinamente de manera egoísta.

Fuentes consultadas:

SEDESOL. Programa de Comedores Comunitarios. http://www.sds.cdmx.gob.mx/programas/programa/comedorescomunitarios

SEDESOL. Directorio de Comedores Comunitarios: http://www.cms.sds.cdmx.gob.mx/storage/app/uploads/public/588/7f7/2e7/5887f72e7d995584909232.pdf

Editorial.”Tres comedores ‘en el abandono'”.  Diario de Yucatán 11 de febrero de 2017. [versión digital] http://yucatan.com.mx/yucatan/tres-comedores-abandono.

Domínguez, Pedro. “CdMx instalará 300 comedores comunitarios más”. Milenio 03 de mayo de 2016. [versión digital] http://www.milenio.com/df/comedores_comunitarios-CdMx_comedores-Mancera_comedores-recetario_saludable_0_730727147.html.

Hernández, Israel. “Abandonados, los comedores comunitarios en el puerto de Veracruz”. Sociedad 3.0 30 de diciembre de 2015 [versión digital] http://sociedadtrespuntocero.com/2015/12/abandonados-los-comedores-comunitarios-en-el-puerto-de-veracruz/

Editorial. “Fantasmas, seis comedores comunitarios en Coyoacán”. La Jornada 12 de enero de 2012. [versión digital] http://www.jornada.unam.mx/2012/01/18/capital/041n1cap

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s