La izquierda y derecha de La Jornada

Por Guadalupe Jimarez

Medio: La Jornada (impresa)

Carmen Lira Saade nos da la bienvenida a La Jornada con “Editorial”y “El Correo Ilustrado”. Bajo el concepto de unión, este diario hace uso de sus columnas, notas informativas, crónicas y artículos de opinión para connotar un discurso basado en la creación de una sociedad mexicana solidaria como la respuesta ante los “ataques trumpistas”.

En general, en secciones como cultura, política, economía y estados hay un elemento constante: Donald Trump. Se habla de migrantes y su escasa aplicación de sus derechos, de la violencia machista imperante en México, de las relaciones corrupción-estado y narcotráfico-estado, etc.

La Jornada ha terminado a su público objetivo. Por ello, cubrirá determinada información en lugar de otra. Nada es al azar. Dichas noticias conforman la “Caja de Eco”: pues sus lectores consumirán el contenido del periódico pues el discurso que manejan es similar al de este medio.

Foucault menciona en “El orden del discurso” a un grupo que permite el control de los discursos llevados a cabo. Se elige a determinados individuos a quienes les es permitido hablar. En este caso, La Jornada, al concebirse como un medio basado en la ideología de izquierda, da cabida a los anuncios y declaraciones de Andrés Manuel López Obrador, dirigente del partido político “Morena”.

Es importante destacar: la imagen que La Jornada pretende dar de sí misma mediante su contenido es crítica, donde la voz de los necesitados se hacen escuchar; sin embargo, esto no sucede. Existen declaraciones de titulares de organismos como el Instituto Tamaulipeco para el Migrante, Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional para Prevenir la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); no obstante, fuentes testimoniales y víctimas directas tienen escasa participación en el desarrollo de este medio.

Se trata de información con base en datos duros y pocas fuentes vivas. Justo es necesario cuestionar: ¿resulta viable fundamentar aseveraciones sólo en ellos cuando se sabe del sesgo que presentan? ¿En dónde queda la comparación de información obtenida a partir de diferentes medios y fuentes? Quizá el factor “tiempo” sea el mayor enemigo del periodismo. La investigación, elemento fundamental, queda en segundo término. De acuerdo a la lógica periodística de La Jornada: “las primicias son primero”.

En El Orden del discurso se hablan de “Procedimientos de exclusión”. La Jornada no es la excepción, pues la forma en la que tratan la información clerical es singular: se trata de noticias cortas, por tanto, poco destacables. Resulta difícil hallar información sobre el delito de abuso sexual que se le imputa al sacerdote Jorge Raúl Villegas Chávez, ex vocero del Arzobispado de León. Quizá el porqué radique en el tabú en temas de sexo y religión. Esta es la derecha de La Jornada.

La Jornada se conforma como autor para otorgar coherencia a la información publicada. Por sí misma, la información sería catalogada de procedencia dudosa. Sin embargo, este medio es concebido como serio y por tanto, de prestigio. Es por ello que “Editorial” es reforzada por todas las secciones del periódico. El argumento inicial es justificado por el contenido del medio.

¿Cuál es la importancia de la existencia de La Jornada? Alejándonos de posturas filosóficas, se recaería en aquellas propuestas por Michael Foucault, pues este medio impreso genera comentarios a partir de lo escrito en él. Pues a partir de la información publicada se da lugar a construir nuevos discursos. “El comentario no tiene por contenido (…), más que el decir por fin lo que estaba articulando silenciosamente allá lejos” (1973).

Con base en lo anterior, puede entenderse que las opiniones, aseveraciones, declaraciones y entrevistas generan comentarios en los que la idea constante es: el presidente de Estados Unidos ha destapado cloacas, cuya ocultación se nos ha escapado de las manos. Herida a la cual no curábamos de raíz, dándole analgésicos para aliviar momentáneamente el dolor. Sin embargo, cada interpretación realizada a determinado texto (en este caso de cada noticia expuesta en La Jornada) será un nuevo discurso.

Los periódicos, en suma, pertenecen a los discursos que al leerlos, podremos encontrar nuevas interpretaciones. Su vigencia es relativa. Podremos ver números de La Jornada del 2016 y leer entre líneas algo distinto y nuevo en sus noticias y opiniones, las cuales, a pesar de dirigirse a un mismo punto, siempre dirán algo nuevo. De ahí el nacimiento del periodismo de investigación. Los hechos pasados siempre tendrán novedad en tanto el periodista sepa detectarla, ya sea a través de irregularidades o datos duros.

Fuentes consultadas

Foucault, M (1973). El orden del discurso. Barcelona, España. Fábula Tuquets Ediciones.

La Jornada (2017). Consultado el 12 de febrero 2017.

La Jornada (2017). Consultado el 13 de febrero 2017.

La Jornada (2017). Consultado el 14 de febrero 2017.

La Jornada (2017). Consultado el 15 de febrero 2017

Anuncios

Un comentario sobre “La izquierda y derecha de La Jornada

  1. Sin duda, pusiste en práctica bastantes conceptos que maneja Michel Foucault en el libro “El orden del discurso”, se reconoce en cada párrafo. Es verdad que así como la Jornada maneja un discurso que se asemeje y comparta con sus lectores, porque en realidad eso buscan todos los medios y por eso las personas somos afines a ellos, pues comparten opiniones y noticias de las que nosotros deseamos saber.
    Es importante destacar que por otro lado, todos los medios deben tener una pequeña bandera de imparcialidad, es por tanto que se da autorización a que personas que no son afines a la forma de pensar de el periódico, pueda reproducir sus ideas en torno al tema que desee; con esto se logra la pluralidad de ideas que tanto se presume en todos los medios.
    Tanto en este periódico como en demás medios, la nota del día siempre incluye a Donald Trump ya sea directa o indirectamente y eso se debe a que es un tema en la agenda pública, que nos atañe a todos debido a la cercanía y los nexos que como nación tenemos con él y su gobierno.
    ¡Te felicito, Lu! Sabes como bajar los conceptos del libro y aterrizarlos al caso práctico.
    Cruz Arrieta Sahian Itzel

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s