El affaire Pemex – Odebrecht

Por Raúl Parra

La hecatombe de Oderbrecht comenzó en diciembre de 2016, cuando la omnímoda multinacional brasileña firmó un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y sus ejecutivos confesaron en cortes de aquel país haber pagado sobornos exorbitantes a funcionarios de todo el continente americano para afianzarse la adjudicación de contratos para obras públicas a sobreprecios.

Marcelo Oderbrecht y sus allegados, que actualmente permanecen en prisión, aceptaron haber destinado más de mil millones de dólares a las denominadas ‘coimas’ en 12 países de América y África a través de su Departamento de Operaciones Estructuradas (DOE). En su nación de origen dejaron casi la mitad de su presupuesto destinado a los sobornos (500 millones de dólares); en Venezuela, 98; República Dominicana, 92; Panamá, 59; Perú, 29.

Pero, como en toda lista de corrupción, México no podía quedarse fuera. Por aquello de que es un ‘problema cultural’, como en su momento dijera el presidente Enrique Peña Nieto. En una corte de Nueva York,  los ejecutivos de Oderbrecht declararon haber pagado sobornos por 10,5 millones de dólares en México, 6 de los cuales, según la autoridad estadounidense,  fueron para un “oficial de alto rango” de una empresa bajo “control estatal”.

Eso fue un eufemismo para aludir a Pemex, ahora tipificada como “empresa productiva del Estado”. Su actual director general,  José Antonio González Anaya, asumió la acusación y le aseguró a Joaquín López Dóriga en diciembre de 2016 “llegar hasta las últimas consecuencias e ir contra quien sea”. De acuerdo con las notas publicadas en diferentes portales y diarios, las sospechas se dirigen hacia Emilio Lozoya Austin, quien encabezaba Pemex cuando se recibieron los sobornos (2010-2014).

Pero el tema recobró actualidad porque esta semana la Auditoría Superior de la Federación (ASF) confirmó que existieron “irregularidades” en el contrato que en 2014 firmaron Oderbrecht y Pemex Transformación Industrial para una construcción en la refinería de Tula.

Lo más grave del asunto, y que reafirma la impunidad en la que estamos inmersos, es que México es el único país del continente donde, hacia finales de diciembre de 2016, todavía no se iniciaban acciones por la vía judicial para atender este asunto.

Según información revelada hasta esta semana (17/02/2017), Pemex anunció que el pasado 25 de enero interpuso una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República (PGR) por el caso de corrupción de la empresa brasileña y que, según dijo, en una investigación interna, trabajará en conjunto con su Unidad de Responsabilidades, dependiente de la Secretaría de la Función Pública (SFP) para esclarecer los hechos, sancionar a los responsables y reparar los daños ocasionados.

Esto en un intento de reparar su ya tan mancillada imagen y, sobre todo, como respuesta a la publicación de un reportaje por la ONG Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) ―que preside Claudio X. González―, firmado por por Raúl Olmos y Daniel Lizárraga, en el que lo cuestionan directamente.

El reportaje, intitulado “La negra historia de Odebrecht en México” señala que, al margen de la versión oficial, desde 2011 la Auditoría Superior de la Federación ya le había advertido a Pemex sobre las irregularidades cometidas por Odebrecht. Sin embargo, los gobiernos federales encabezados por Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto y la empresa decidieron hacer caso omiso de estas advertencias y en su lugar, Pemex  premió otorgándole a Odebrecht ―y sus filiales Mina-Trico y Ebramex― 4 contratos más por 1, 574 millones de dólares en los que avaló sobrecostos e hizo pagos ilegales.

Tan sólo en 2012, Pemex le adjudicó directamente a Odebrecht, es decir, sin participar en el concurso de una licitación, contratos por 11 millones de dólares que, aunados a los sobrecostos, dan un total de 154 millones en pagos extras durante ese año.

No cabe la menor duda de que la credibilidad de Pemex ha sido puesta en tela de juicio durante los últimos días, sobre todo por medios digitales, como la página de la propia ONG Mexicanos contra la Corrupción y el portal Animal Político, en donde también se publicó el reportaje y se ha hecho una extensa difusión del caso. Los medios tradicionales han adoptado una postura más oficiosa y se han limitado a reproducir la información divulgada por MCCI y el Gobierno mexicano a través de sus diferentes dependencias (Pemex, SFP, ASF, etc.).


Referencias

Animal Político, “Pemex otorgó contratos a Oderbrecht  pese a irregularidades  como sobrecostos y pagos ilegales”, en Vanguardia, 16 de febrero de 2017 [en línea]. Consultado el 19 de febrero de 2017, en: http://www.vanguardia.com.mx/articulo/pemex-otorgo-contratos-odebrecht-pese-irregularidades-como-sobrecostos-y-pagos-ilegales.

Lizárraga, Daniel y Raúl Olmos, “La negra historia de Oderbrecht en México”, en Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad [en línea], 15 de febrero de 2017. Consultado el 19 de febrero de 2017 en: https://contralacorrupcion.mx/web/lanegrarelacion/nota-completa.html

S/A. “Auditoría confirma corrupción en contrato de Pemex con Odebrecht y complica a Lozoya”, en La Política Online, 16 de febrero de 2017 [en línea]. Consultado el 19 de febrero de 2017, en: http://www.lapoliticaonline.com.mx/nota/97385-auditoria-confirma-corrupcion-en-contrato-de-pemex-con-odebrecht-lozoya-muy-complicado/

S/A. “Pemex presentó denuncia por caso Odebrecht”, en 24 horas 17 de febrero de 2017 [en línea]. Consultado el 19 de febrero de 2017, en: http://www.24-horas.mx/pemex-presento-denuncia-por-caso-odebrecht/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s