Cultura muerta

Eric Ramírez.

La cultura en México está a espaldas de los espectáculos, literalmente. Son varios los medios en los que la sección cultural está en la parte trasera de los espectáculos. Por si eso fuera poco, los espacios dados a este tipo de contenido carecen de profundidad en la mayoría de las ocasiones. Incluso sólo es destinada una hoja o dos por mucho para todos los temas que tengan que ver con cultura. Pareciera que no está en la agenda este tema.

Inclusive cuando se llega a publicar algo, los polos opuestos de esta publicación son muy marcados, pues mientras algunos medios destacan a México como tierra de museos y de gestores culturales, otros simplemente sacan a la luz escándalos o malos manejos de funcionarios y gestores de la cultura en México

Tal es el caso de El Universal y Excelsior. En este mismo orden, es el diario de México el que destaca a México como el tercer país en Latinoamérica con más colecciones de arte que dan más visibilidad al trabajo de creadores regionales en los últimos años. Por ello ésta entre los países que más piezas reúnen.

El resto del informe se dedica a dar estadísticas y un poco de contexto. También destaca la creciente oferta y demanda de arte en México y sobre todo en américa latina. Los primeros lugares con más colecciones de arte son Argentina y Brasil, en este mismo orden.

Por otro lado, en Excelsior se hace una nota en profundidad donde destaca las constantes ausencias de Mauricio Montiel Figuiras, coordinador Nacional de Literatura en el INBA. La inasistencia a este tipo de eventos es de índole personal, aunque él mismo las organice. Este último punto se repite constantemente para sustentar y hacer más grave el asunto.

No es que ningún tema importe en demasía, simplemente son demasiados pocos datos para el texto tan grande y repetitivo que se hizo. Tan grande para la sección cultural donde las notas y artículos no pasan de los mil caracteres. Es una constante que a veces se rompe y este fue el ejemplo perfecto para sustentarlo.

Una vez leído ambos artículos, es inevitable pensar en los efectos de agenda, pues es evidente que ambos periódicos tienen una agenda diferente con este tema en específico, aunque ambos sean de centro – derecha. Mientras uno trata de promover la cultura, el otro trata de denunciar lo que es una falta grave, pues no ir casi nunca a eventos siendo un funcionario, es algo inadmisible.

El discurso que se maneja, es desde luego uno de denuncia, en ambos casos, uno para bien y el otro no tanto. Las intenciones y efectos que se desean son obvios y ambos son regulados por lo social desde un punto de vista muy distante. La cultura es el patito feo en el periodismo, pues es maltratado y suele ir detrás de los espectáculos. En el discurso dicen que no importa, en el discurso escrito es claro que les importa, pero aún no logran entender que un artista tiene talento; una celebridad no. Por lo menos no siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s