Trump a escena.

Por Eric Ramírez

Hablar de Donald Trump, ya sea para bien o para mal, se ha vuelto algo cotidiano por parte de los medios de comunicación y, por ende, del público que las consume. Es la agenda haciendo su trabajo día a día. No importa si te cae bien o mal, el tema del presidente norteamericano se puede observar en prácticamente todos lados. Eran contados los medios que no tocaban el tema de forma directa o indirecta, uno de esos medios era Jot Down, hasta ahora.

Esta semana, el mandatario estadounidense Donald Trump, hizo por primera vez su aparición en la revista en línea, Jot Down, esto de la mano de la periodista y escritora, Marta Fernández. Esta aparición fue breve pero contundente al dar un perfil crítico del presidente y de la forma en que se maneja.

Es prudente decir que la periodista Fernández es una seguidora y crítica de Estados Unidos. Son pocas y breves sus aportaciones a Jot Down, la última vez que hizo una contribución fue en septiembre, justamente por el tema del 9/11 (El atentado a las torres gemelas en 2001) y un año más desde este. Por eso mismo, no es raro que el tema Trump haya llegado a la revista.

Por otro lado, esta revista es un medio que sigue valiéndose de lectores y sería hasta raro no caer en el tema Trump a estas alturas y con lo polémico que es. Es un tema de agenda, que se debe seguir y dar diferentes perspectivas del hecho. Esta revista no fue la excepción, pues con base en autores como Platón, Louis David (Pintor de Napoleón Bonaparte) y Freud, la escritora reconstruye el perfil del presidente norteamericano y ofrece su perspectiva de quien es.

Por otro lado, cabe la pregunta de ¿Por qué tardaron tanto en hablar del personaje?, ¿Por qué justamente fue Marta Fernandez quién habló sobre esto? y ¿Vendrán más publicaciones al respecto? Y ¿Por qué hasta ahora el tema se incluye en la agenda? Las respuestas pueden ser muchas, pero el silencio que daban al tema hacía creer que había cierto apoyo al mandatario.

Ahora que, si el hablar del tema significa seguir una agenda y no como dicen sus fundadores, “el lector es quien nos da la agenda”, ellos están siendo víctimas de los efectos de la agenda que propone Eliseo Verón. Inclusive se podría decir que son las victimas del colectivo ciudadano, que exige tomar un tema, en donde el papel del enunciador y el enunciatario cambia completamente y la revista pasa de ser un medio a ser un lector que sigue órdenes y es afectado por lo que existe alrededor.

Por otro lado, es probable que hayan respondido a un público que buscaba leer algo de Trump, específicamente, siguiendo esa lógica en que el lector es quien da la agenda. Este discurso de ser condescendiente con la gente, cuando está bien estructurado, puede hacer sentir al lector cercano a la realidad del medio y verse así mismo como colaboradores y no como simples personas que consumen.

El hablar de Trump y hacerlo desde una postura crítica, es una forma de legitimarse con el público que los lee a la vez que se gana a la audiencia y a los nuevos lectores. Sería un error afirmar que todos odian a Donald Trump, o peor, decir que es estúpido, pues no lo es. Es claro que si gano una presidencia es porque muchas personas piensan igual que él, dentro y fuera del país que gobierna. Es por eso que la crítica es sutil y argumentada. En ningún momento, pues la periodista Fernández llega a la conclusión de que, si es un político, uno diferente, menos ortodoxos, que copia discursos y aprovecha su personalidad para darle una connotación más dura. No ataca, pero tampoco defiende, sino todo lo contrario.

Todo lo anterior tiene que ver con las lecciones de Robert Ferguson en Los Medios Bajo Sospecha, donde recalca la importancia de la ideología, tanto en medios como en las personas a las cuales se les venderán estos medios. La búsqueda de la legitimación y de la aprobación, pues los medios construyen un mundo para el consumidor y su eficacia depende de que sea creíble. Las audiencias por supuesto que son importantes y es importante entenderlas para poder venderles.

Después de todo esto aún queda la pregunta sobre el seguimiento a Trump y que connotación y crítica se le dará. Jot Down quieres estar cerca de su público, necesariamente debe tocar temas de agenda, pero la razón por la que lo haga es lo que definirá a la revista. Pero debe ser inteligente o es la propia revista quien terminara siendo el enunciatario.

Anuncios

Un comentario sobre “Trump a escena.

  1. Hola, Eric.
    Contundente inicio, le ofreces al lector tu línea de investigación de la entrada: ¿Por qué JotDown Magazine habla hasta ahora de Donald Trump? Y ofreces un contexto sobre la periodista encargada de hacerlo.

    De ahí en adelante, se te cayó la entrada. La argumentación que das es sospechosista pero no a la manera de Ferguson, sino a la de una revista de espectáculos. Cito “el silencio que daban al tema hacía creer que había cierto apoyo al mandatario” y yo te pregunto ¿Si? ¿Eso significa? O habría que considerar el tipo de periodismo que realiza dicho medio, sus similitudes y diferencias con una publicación diaria.

    No entendí el cierre de tu antepenúltimo párrafo, el último tampoco, tiene por ahí un error de redacción; sin embargo entiendo que tu línea fue sospechar del medio, tal como Ferguson. Es muy buena la apuesta y tu observación pero no logras llevar argumentos sólidos al texto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s