Hacia la construcción de una imagen

Por: S. Eduardo Luna Ruiz.

Los conflictos en referencia al narcotráfico son temas que los medios de comunicación no pueden dejar de tratar y dar a conocer a sus audiencias. En la última semana se han dado seguimiento a hechos como la detención provisional de la “La Gallina”, efectuada en el estado de Chiapas; actualmente está inmerso en el Cerezo 14. Acusado de ser una persona no sana para la sociedad; además se ha visto inmerso en dos feminicidios.

     En relación con la nota anterior el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, mencionó que México está en una etapa de posguerra, en la cual ya no se aplican técnicas de carácter bélico para contrarrestar a la delincuencia organizada.

     Llega a considerar que aquellos que infringen la ley no son los enemigos del país sino son sólo ciudadanos a los que se les debe de consignar y castigar. Esta declaración hace denotar que los sucesos en materia de narcotráfico y delincuencia son sólo exclusivos del país y por ello no deben de mostrar una visión negativa hacia el exterior, como ha estado considerando los Estados Unidos.

    La seguridad debe de tener una mayor participación y por ello la ciudadanía debe de estar en mayor coordinación con las autoridades. Esto es claramente una invitación a que los ciudadanos informen sobre cualquier asunto e ilícito, los cuales llegan a afectar a la ciudadanía y la imagen del país hacia el exterior.

     Si se llega a dar un cambio desde el interior (con los ciudadanos) y control, muchos de los conflictos con los cárteles se pueden llegar a evitar y por ende tener menos conflictos y malas imágenes hacia el exterior de la nación mexicana. Hay que generar una buena imagen desde el interior sobre México, misma que se verá reflejada al exterior.

     Marcuse ha señalado que “las pautas del pensamiento podrían estar vinculadas con pautas de del comportamiento” (Ferguson; 2004; 54). Es de esta manera que se puede comprender como la imagen o percepción que se tiene sobre cierta persona, grupo, hecho o nación influyen en el comportamiento que se tendrá con ella.

     La imagen de los inmigrantes como los corruptores de la sociedad estadounidense y los narcotraficantes como aquellos que influyen y desmoronan a su sociedad juvenil han ocasionado los diversos discursos de los líderes de E.U. en materia de deportaciones y d seguridad en narco.

     El caso que mejor explica esta cuestión ha sido la detención de Héctor Arenas Saucedo, alias “el Gordo”. Mismo a quién la DEA ha buscado por cuestiones de narcotráfico. La detención se efectuó en la Col. San Rafael en la CDMX; se le investiga por asociación delictiva, posesión y distribución de cocaína.

      Los E.U. le solicitan por asociación delictiva, posesión e intensión de distribución de cocaína, por parte del cártel de Sinaloa. Además es acusado de coordinación de transporte y almacenamiento en el Paso, Texas de cocaína para ser entregada la en Atlanta, Georga y Carolina del Norte.

     Es de esta manera como la construcción de la imagen y su percepción influye para la relación entre países, gobiernos, ciudadanos e incluso los grupos delictivos. Dentro de México se pide que se vaya generando un cambio de imagen para esta sea finalmente lo que vean los demás países, pero para ello se requiere la participación ciudadana.

Referencia: Ferguson, Robert. (2004). Los medio bajo sospecha. Editorial Gedisa. España.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s