Comunidades virtuales

Por Karina López Gaona

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención de los estudiosos de la comunicación y del marketing digital es el incremento de seguidores que el medio informativo Pictoline ha obtenido en Facebook a casi dos años de su fundación: 2 millones 144 mil 427 de “Me gusta” hasta el día primero de marzo del año en curso.

Cabe mencionar que no todos los miembros que conforman esta cifra ven y comparten los contenidos que se publican en la página, pero lo que sí es un hecho es que de alguna manera se trata de la audiencia de Pictoline.

Con base en Los medios bajo sospecha. Ideología y poder de los medios de comunicación de Robert Ferguson, los medios de comunicación representan una realidad material que es estructurada bajo su propia perspectiva y la ponen a consideración del público.

Esto quiere decir que las audiencias se construyen –inventan– y que éstas se adhieren a cierto medio de acuerdo a su contexto, es decir, se ofrece una gama de posibilidades de construcción de la realidad de acuerdo a las circunstancias; lo que sí es un hecho, como dice Ferguson, es que los medios tienen la expectativa de que el lector interprete el significado de cierta manera a pesar de que éste sea polisémico y su negociación depende del momento histórico.

En textos anteriores ya se ha explicado el contexto en el que se mueve Pictoline como medio de comunicación, a partir de la estructura triádica de la audiencia propuesta por Ferguson: institución/ contexto – audiencia – texto, el autor dice que es posible que las audiencias den el mismo sentido o uno parecido a un texto dado.

En este marco, Pictoline tiene como objetivo explicar y diseñar información, por ello, ofrece a su audiencia información estructurada para su fácil comprensión gracias a la yuxtaposición del discurso escrito (en forma de síntesis) y la imagen, cuyos personajes connotan ciertas significaciones a través de sus gestos.

Si bien la audiencia de Pictoline es cambiante y con la capacidad de dar sentido a lo que expone la plataforma, ésta emite discursos con una carga obvia de opinión; por ello, se interpreta que sucede una dinámica distinta, en la que la audiencia por alguna circunstancia tiene la necesidad de comprender información que tal vez no sea 100% inteligible para ella, es ahí donde este medio ofrece un diseño informativo asequible y entretenido.

Cabe mencionar que no toda la información ahí difundida responde a temas de agenda de los que muchos cibernautas hablan, también existe una oferta de conocimientos principalmente científicos; por tanto, no se puede afirmar que la audiencia consulta Pictoline necesariamente para comprender algo específico, muchas veces el hallazgo de sus contenidos es por casualidad debido a que uno de los mecanismos que usa la plataforma para la difusión de su material informativo es el incentivar a la acción de “compartir” en las redes sociodigitales.

Si bien Ferguson menciona que la caracterización de las audiencias es una visión reduccionistas sobre éstas, Jesús Martín Barbero dice que en el contexto de la era de la información existen comunidades virtuales que son un encuentro social que se logra mediante el uso de las tecnologías de la información.

Dicha característica permite una relación activa entre Pictoline y la audiencia, ya que a través del mecanismo de la World Wide Web se establecen dos parámetros de acción: el tiempo real y la interactividad.  Bajo este esquema ambos actores se desarrollan en un espacio virtual donde no hay fronteras de interacción y actúa en función de la voluntad personal. Por tanto, el establecimiento de las comunidades virtuales dependen del tiempo, espacio y voluntad.

Por tanto, la audiencia de Pictoline opera como una comunidad virtual que busca o encuentra de manera casual una serie de iconos o imágenes artificiales que sintetizan procesos culturales complejos. Asimismo, este mecanismo siempre dependerá el contexto de la audiencia, por lo que en ocasiones se interpretará el significado de una manera parecida a como lo hace la plataforma y otras veces no.

Martin Barbero, Jesús (1989) De los medios a las mediaciones, México: Gustavo Gili.

Anuncios

Un comentario sobre “Comunidades virtuales

  1. Qué tal, Karina.

    Es prudente mencionar cómo funciona Pictoline y relacionarlo con lo propuesto por Ferguson. Fue adecuado señalar que a pesar del número de seguidores, no todos ven y comparten su contenido; asimismo recalcar que gracias a los distintos alcances en redes sociales, su contenido aparece sin necesidad de seguir su página. Por esta razón, depende la situación y la forma en cómo funciona twitter y facebook, por mencionar algunos,.

    Tu conclusión me parece concisa y clara, no hay que dejar a un costado el contexto, ya que depende en gran medida para que el mensaje llegue de una forma o de otra.

    Johan Corona Trejo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s