¿Incluir a los “Dreamers”?

Por Berenice Santos.

Entre las políticas de inclusión, se encuentra la educativa; y cuando se habla de inclusión se refiere a un proceso de homogeneidad donde todos pueden gozar de los mismos derechos, a pesar de sus diferencias sociales, físicas y económicas. En este caso, en las políticas de inclusión educativa se busca integrar a todos los ciudadanos de una forma homogénea, dónde no haya distinción.

Un caso de inclusión educativa actual, es el que se está suscitando en México, con el anuncio de reformar la Ley General de Educación. Esto a propósito de  facilitar la integración educativa de los estudiantes migrantes deportados de EE.UU, a quienes se les denomina “dreamers”.

Los “dreamers” son los inmigrantes indocumentados que llegaron a EE.UU cuando eran niños; y que por una política de inclusión del gobierno del ex presidente de EE.UU, Barack Obama, pudieron permanecer en el país sin ninguna complicación y estudiar. Pues se regían por el Programa de Acción Diferida para los llegados en la infancia (DACA), creado por el Departamento de Seguridad Nacional.

Sin embargo, a partir de que Donald Trump ganó la presidencia de EE.UU, con un discurso racista y antinmigrante, su palabra obtuvo poder, y por lo tanto, ha comenzado a tener efectos. Entre éstas reacciones se encuentra el comienzo de la deportación, y ha tenido como consecuencia un problema radical que enfrenta México actualmente y es cómo recibirá a los migrantes.

Esta situación muestra como la representación en este caso de los “dreamers”, puede cambiar, desde el discurso mismo de la persona que está en el poder de tomar decisiones. En primer lugar, a los “dreamers”, Barack Obama los valorizó como personas soñadoras que a pesar de sus circunstancias podían progresar en su país. Pero ese discurso dio un cambio radical, con las leyes antimigrantes que ha puesto en pie Trump, y los “dreamers” se convirtieron en personas que se debían desechar del país.

Por otra parte, México se encuentra con el problema de incluir a los “dreamers” en la educación. Ahora el tema es ¿cómo tratan discursivamente los medios a los “dremaers”?. El caso es muy sonado desde que el rector de la UNAM, Enrique Graue afirmó que recibiría a los estudiantes deportados en la máxima casa de estudios. Desde ese momento el tema comenzó a estar en la agenda mediática y se le ha dado seguimiento.

Robert Ferguson afirma que: “Los discursos de la prensa, siempre son representaciones estructuradas y en su interior contienen valores y proposiciones implícitas… tienen un punto de vista”. Así los titulares de la prensa a partir del tema y el anuncio de la reforma a la Ley General de Educación han sido los siguientes: en Milenio, “Avanza ley para proteger a los dremers”, en El Economista “Senado aprueba reforma educativa en favor de “dreamers”, en El Universal “Senado aprueba iniciativa preferente para revalidar los estudios de los dreamers”.

Los diarios mencionados, se refieren a los dreamers como personas vulnerables, hacen énfasis añadido en la información referente al proceso de la aprobación de las reformas a la ley. Sin embargo, mencionan a los “dreamers” como un caso aislado, igual hay un discurso de exclusión de los otros jóvenes mexicanos que por diversas razones no pueden continuar sus estudios. La información que presentan no cuestiona que pasará con los “otros” estudiantes, ni brinda un contexto de la educación actual. Asimismo, se refieren a los “dreamers” como “ellos” a quienes se deben incluir en las políticas de inclusión educativa, y no como “nosotros” en una generalidad de estudiantes.

Es increíble como el presidente de EE.UU  ha ejercido un discurso de tal presión que el gobierno mexicano ha actuado rápidamente para resolver los problemas sociales haciendo énfasis en los migrantes. Sin embargo, los problemas en materia de educación continúan desde hace varios años, y no se han resuelto.

Este caso deja en claro el poder del discurso del magnate Donald Trump, quien puede con tan sólo afirmar y dar órdenes provocar un cambio de estructura en el país vecino. Por otra parte, está en juego la representación del gobierno mexicano, quienes quedan como personas que a pesar de cualquier circunstancia tienen un valor patriota y recibirán a los migrantes con los brazos abiertos.

Anuncios

Un comentario sobre “¿Incluir a los “Dreamers”?

  1. El texto tiene un análisis que conjunta las politicas públicas con el tratamiento que la prensa le da a las notas relacionadas con los dreamers.
    Sin embargo, hace falta ahondar en puntos fundamentales como las condiciones en las cuales serán revalidados los estudios de los jóvenes que sean deportados a México.
    Además, ayudaría hacer un análisis contextual, aunque se pueda obviar, es circonstancial para delinear un marco y comprender a cabañidad lo que implica la ley citada.
    Cabe aclarar que sólo los universitarios que cursen un año distinto al primero tendrán la oportunidad de incorporarse a alguna institución educativa; ¿qué pasará con aquellos que no entren en dicho sector?
    ¿cuántos lugares existen en las universidades?
    Munguia Hernandez Aldo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s