La ‘privatización’ de Pemex

Por Raúl Parra

Hay un fantasma que recorre los medios de comunicación mexicanos: la privatización del petróleo. A la prensa no le ha quedado más alternativa que informar sobre las acciones recientes de Pemex, debido a su importancia para la economía nacional, pero cada medio lo ha hecho a su manera, apegándose a su política editorial.

El pasado 28 de febrero comenzó a experimentarse una de las consecuencias de la Reforma Energética ―llamada ‘contrarreforma’ por sus detractores. Por primera vez en sus 80 años de historia, Pemex firmó un contrato de alianza para la exploración y explotación de hidrocarburos con la iniciativa privada, específicamente con la multinacional estadounidense Chevron y la japonesa Inpex, ambas, las empresas petroleras más grandes de sus respectivos países.

Chevron
Carlos Romero Deschamps (STPRM), Clay Neff (Chevron) y González Anaya (Pemex). Foto: Eduardo Miranda, Procesofoto. 

Ésta será la primera vez que Pemex trabaje en un campo petrolero que no le fue adjudicado directamente por el Estado mexicano, sino que tuvo que competir en la cuarta licitación de la Ronda 1, en coadyuvancia con la heredera del emporio petrolero Standard Oil de John D. Rockefeller y la compañía japonesa, para la exploración y extracción de recursos energéticos en aguas profundas del Golfo de México.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero Pemex ha trabajado con frenesí durante las últimas semanas, tan sólo tres días después, la otrora paraestatal mexicana suscribió su primer farm-out  (contrato de asociación) para la exploración y extracción de hidrocarburos en la zona denominada Trión.

Esto lo hizo con la empresa australiana BHP Billiton, con la cual explorará y explotará en una superficie de mil 285 kilómetros cuadrados en aguas ultraprofundas del Golfo de México. El presidente Enrique Peña Nieto participó en la ceremonia como anfitrión y testigo de honor.

CAMACHO-GLEZ-GCO_8496-c-702x468
Pedro Joaquín Coldwell, Enrique Peña Nieto y Andre MacKenzie, de BHP Billiton. Foto: Presidencia de la República. 

Antes hechos, tanto el secretario de Energía, como el primer mandatario, el director general de la empresa productiva y los representantes de las empresas privadas extranjeras coincidieron en que se trataba de un “momento histórico” y no pararon de deshacerse en comentarios halagüeños. “La alianza con las empresas estadounidense y japonesa es resultado de la Reforma Energética, que quitó a Pemex las “ataduras” para asociarse con otras firmas con legalizadad y transparencia”, dijo Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Sener.

La cobertura que hizo la prensa generalista ―principalmente El Universal― a estas operaciones, cruciales para el futuro del país, fue bastante indulgente, pues estos medios ―entre los que incluso se encontraba en esta ocasión la revista Proceso― se limitaron a replicar el cable elaborado por la agencia Notimex, con su clara postura oficialista, por lo que todas las notas de estos diarios y portales son prácticamente iguales.

Por su parte, los medios especializados en Finanzas ―El Economista, El Financiero y Forbes― hicieron un análisis más técnico, con base en los números y las estadísticas de las operaciones, y con un estilo al que Roland Barthes denominó «grado cero de la escritura», esa escritura neutra, ‘periodística’ y amodal. Es decir, estas publicaciones decidieron no tomar partido.

Una excepción en este rubro le corresponde al diario El Financiero, en cuyo número del 1 de marzo se incluyó una columna en la sección de Opinión en la que sí se cuestiona el manejo que se está haciendo de la empresa productiva del Estado. En ella, el periodista Atzayaelh Torres recoge los testimonios de trabajadores incoformes de Pemex que han cerrado filas en torno al líder de la oposición institucional, Andres Manuel López Obrador, para contrarrestar lo que ellos llaman una “reforma privatizadora”.

Y fue precisamente el órgano propagandístico de Morena, Regeneración, el que sentenció lo que, a su consideración, está pasando en México: “Con contrato entre Pemex, Chevron e Inpex se inicia la privatización de hidrocarburos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s