El orden y el sentido

Márquez Chora Xareni

La forma en la cual se ordenan las palabras en una oración tiene un propósito y una función respecto a  las proposiciones que la anteceden, por ejemplo una oración aislada tomada de una nota de El país dice: “Ha cancelado sus vacaciones a México y España”, ésta podría parecer incompleta, pero pertenece a una secuencia discursiva en la cual la oración anterior:  “Sham Hasan sigue nervioso”, complementa la información, no obstante, es la cabeza, o dicho de otro modo, la oración primera, la que aporta los datos faltantes. En conjunto se lee:

kkkkkkkkkkkk

Dentro del análisis sintáctico de los discursos, se ha prestado particular atención a la forma en la cual las oraciones operan como indicadores de la distribución de la información, lo cual, entre varios aspectos, depende del género al que corresponde el enunciado. En el caso de los géneros periodísticos existe una estructura discursiva formal en la cual el orden y la jerarquización de la información son los rasgos destacables.

El interés general, la prominencia, la actualidad y la novedad, son algunos de los elementos que conforman una nota periodística, no obstante, estos se someten a una valoración en la cual se clasifican y ubican según su nivel de trascendencia. En la base del triángulo se coloca la información que se desea divulgar por su carácter preponderantemente noticioso, los datos subsiguientes son  de contexto, antecedentes, o hechos que completan lo dicho y al final se agregan detalles.

La pirámide invertida no sólo muestra lo dicho por Teun A. van Dijk, en su texto El estudio del discurso,  cuando menciona que las oraciones que anteceden a otras se interrelacionan con el discurso es su totalidad para conformarlo, sino que también corresponde a la noción de que la información contenida en las proposiciones previas responde a  preguntas sobre la referencia  de las mismas, es decir, las oraciones previas contemplan quién lo dijo o qué fue lo que sucedió, además de que parten de la suposición de que los destinatarios (en este caso los lectores) tienen algún conocimiento previo de lo referido, así mismo, estas frases focalizan la atención en algún punto particular y de esa forma guían la lectura.

En el caso de la nota “No me voy del país de vacaciones; temo que no me dejen volver” son identificables cada uno de los elementos antes mencionados.

17203661_1394497700620922_704653413_n

 “Sham Hasan Extraductor iraquí del Ejército”, es la primer oración y la constante que lleva el hilo de toda la nota, es lo que permite el desarrollo de todo el texto, pues a ésta se le agregan datos, antecedentes y declaración para construir una unidad discursiva. La nota informativa inicia con el balazo que responde a la pregunta ¿quién?, en el primer párrafo o lead se responde al  ¿qué?, al ¿por qué? y se da información de contexto. Sin embargo, este testimonio no sería noticia o no se presentaría como tal en el diario, si no fuera por el referente al que se remite: el veto migratorio impuesto por Donald Trump, tema previo, del que se piensa, los lectores tienen conocimiento así como de interés.

Otro aspecto a considerar, de acuerdo a van. Dijk, es el sentido entendido como: “los sentidos abstractos y conceptuales propios de las palabras, de las oraciones, de las secuencias de oraciones y de discursos enteros”, para esto, el analista del discurso toma en cuenta el enfoque de los psicólogos y de los especialistas en lingüística cognitiva, quienes sostienen que los sentidos no son intrínsecos, pues son los usuarios del lenguaje, en este caso los lectores, los que lo asignan a través de la interpretación y la comprensión.

En ese caso es necesario acudir a los destinatarios de El país. La nota analizada, titulada “El miedo a no poder entrar a Estados Unidos persiste entre los traductores iraquíes” para la edición en línea, fue comentada siete veces. Cuatro de los comentarios son acerca de lo que Estados Unidos debe hacer  o ha hecho en materia de migración, una de las publicaciones crítica a los traductores, otra aclara que  los miembros del ejército sí podrán entrar a EEUU, pero con un permiso y la última señala las medidas referidas son motivo de debate.

Entonces, para determinar el sentido del discurso de El país, sobre los extraductores iraquís radicados en EEUU, se debe de tomar en cuenta no sólo el uso del lenguaje de quienes interpretaron el texto, sino también su contexto, sus intenciones y sus conocimientos, de esta forma, se realizaría un análisis del discurso tomando a éste como una interacción en las cual los participantes, El país y los lectores, son participantes activos del proceso de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s