En defensa de AMLO

Por Raúl Parra

Con miras hacia las próximas elecciones presidenciales, que serán cruciales para definir el rumbo del país, las principales fuerzas y actores políticos ya comenzaron atacarse entre sí, con el objetivo de aventajar a sus contrincantes en la intención del voto en los comicios de 2018.

Debido a un hecho reciente, en el que el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, acusó a Andrés Manuel López Obrador ―y al partido que preside, Morena― de recibir dinero del gobierno de Javier Duarte, los medios han esbozado su postura sobre los candidatos rumbo al 2018, y Proceso no es la excepción.

Luego de que diarios nacionales, como Excélsior1  y El Financiero2 , replicaran las declaraciones del gobernador de Veracruz, Proceso salió en defensa de AMLO.

Mientras los demás medios ―a excepción de La Jornada― priorizaban como enunciador a Yunes, es decir, privilegiaban lo que él decía y con ello planteaban la posibilidad de que fuera cierto ―un columnista de El Financiero incluso lo dio por hecho y arguyó que si Duarte no se entregaba ahora era porque esperaba quedar impune si AMLO llegaba a la Presidencia en el 2018, como ‘devolución del favor’ que le había hecho 3 ―, Proceso, en cambio, elaboró la nota desde la perspectiva de López Obrador como enunciador, publicó su réplica 4   y acusó que tres líderes panistas, Anaya, Calderón y Zavala, se ‘colgaran’ de la diatriba de Yunes para desacreditar a su principal opositor ―de Zavala― en las elecciones del próximo año 5.

Ahora bien, para propiciar una mejor comprensión de este asunto, es necesario explicar cómo funciona Comunicación e Información, S.A. (CISA), la empresa que edita la revista.  CISA opera a través de cinco vías principales: Proceso, la revista que publica desde hace 41 años; Agencia Proceso de Información (Apro), una agencia noticiosa; Procesofoto, una agencia de fotografía; Proceso.com.mx, el portal informativo en línea y Procestotv, un canal de YouTube en el que publican breves reportajes en video.

Es importante destacar que, aunque los periodistas y fotógrafos pueden trabajar simultáneamente en varios de estos canales, la información que se presenta en cada uno de ellos no es la misma. El producto estandarte de CISA es la revista, que cuenta con un margen considerable de tiempo para presentar la información más relevante de la semana y su respectivo análisis; la página se usa más bien para publicar información coyuntural y contingente, que surge al momento, como es el caso de los hechos referidos en este texto.

Siguiendo con la explicación, también hay que aclarar que algunos de los reporteros de planta que publican notas y reportajes ―géneros informativos― en el semanario, como Álvaro Delgado, José Gil Olmos y Jenaro Villamil, tienen espacios de columnas y análisis ―géneros de opinión―en el portal.

Y pareciera que en la redacción de Proceso se llegó a un consenso para contrarrestar los embates de Yunes y los demás políticos y medios contra López Obrador a través de estos espacios. Casi al unísono, Delgado, Olmos y Villamil ―además del ex senador perredista Pablo Gómez― escribieron y publicaron textos en los que hicieron apología de AMLO.

En sus análisis titulados “¡Péguenle al Peje!” y “La segunda temporada del desafuero…en 2017” , José Gil Olmos y Jenaro Villamil acusa que López Obrador ha sido víctima de una campaña sistemática de desprestigio y difamación por parte del PRI y el PAN, que lejos de perjudicarlo, lo ha fortalecido. Álvaro Delgado, por su parte, en la cobertura periodística que hizo del tema se encargó de enfatizar el pasado priista del gobernador de Veracruz y el presunto desfalco que se le imputa por haber malversado 50 mil millones de pesos cuando dirigió el ISSTE, de 2006 a 2010, mientras que Pablo Gómez llegó a la conclusión de que López Obrador debería ser el candidato de las izquierdas en el 2018 6.

Si a esto le sumamos que John Ackerman, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y simpatizante de Morena, publica un texto de análisis cada semana en la revista y el hecho de que Proceso haya sido uno de los únicos medios nacionales ―junto con La Jornada― en publicar este 9 de marzo que AMLO acudirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para denunciar la situación de los migrantes en EE.UU.7, la única conclusión plausible es que es uno de sus aliados rumbo a las elecciones del 2018  .

 

Anuncios

Un comentario sobre “En defensa de AMLO

  1. Hola, Raúl:

    Muy interesante y curioso el enfoque que propones. Honestamente no había notado la tendencia a favor de AMLO con relación al pleito Yunes, más allá de lo meramente informativo que llegué a leer en alguno que otro tuit. Hasta cierto punto hallé cierta identificación con mi medio (Aristegui En vivo), pues de igual forma la cobertura fue lo más alejada posible en comparación con otros portales.

    Coincido en que el 2017 es clave para las elecciones del 18, sobre todo por la gubernatura del Estado de México; y a pesar de que aún estamos lejos de ver las precampañas presidenciales, todo gira en torno a las figuras políticas que son casi seguras que buscarán la presidencia de la República: López Obrador no podía ser la excepción, más ahora que continúa avanzando en las preferencias.

    Sería interesante el análisis del seguimiento de Proceso ahora que Andrés Manuel visitará Nueva York y acudirá a Naciones Unidas; claro, si lo consideras pertinente.

    – Eduardo Chamorro.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s