Infografías para la gran audiencia

Por Karina López Gaona

Frédéric Martel en su libro Cultura mainstream dice que existen modelos de entretenimiento dominantes que son una tendencia en las industrias de la producción audiovisual y de la información, como  consecuencia  del advenimiento tecnológico; el caso más potencial es el de Estados Unidos.

La industria de los contenidos se ha visto afectada por lo anterior y ha cambiado su manera de operar, uno de sus objetivos es tener y llegar a una gran audiencia para no concentrarse en un nicho específico. Esto es visto de dos maneras connotativamente: la positiva, donde  la cultura ya es asequible para todos y la negativa es que se trata de una cultura barata.

Bajo este marco, Pictoline propone una tangente de diseño y comunicación de información, a pesar de las connotaciones positivas y negativas que implica su ejercicio periodístico. El contenido que produce la plataforma posee un rasgo particular que la hace entrar en el mecanismo mainstream, el abordaje de temáticas universales, salvo algunas excepciones.

La mayor parte de los contenidos de este medio de comunicación se clasifican en temas científicos y políticos. Los primeros implican una explicación de alguna cuestión de interés general en torno al funcionamiento del cuerpo humano, la naturaleza, el espacio, etcétera. Por otro lado,  el quehacer político deriva de temáticas que se relacionan con  los líderes mundiales, como Donald Trump.

Un ejemplo de este segundo rubro – apropósito del Día Internacional de la Mujer-  fue la publicaron de dos contenidos: acerca del proceso a través del cual una mujer se concibe a sí misma como feminista y el otro  se trata de un producto opinativo que expone los objetivos que busca el movimiento.

Como se puede notar, los contenidos difundidos son de interés universal, quizás la única barrera sea el idioma, pero al tomar en cuenta que en el mundo hay una comunidad hispanohablante de 560 millones de personas que tienen como lengua madre al español, aunque la totalidad de éstos no son parte de la comunidad virtual, se puede visualizar su posible alcance en el futuro.

Ya se mencionó que hay  excepciones cuando se explican ciertos acontecimientos de alcance local; para ejemplificar esto, Pictoline emitió una infografía respecto a la supuesta intervención de Luis Videgaray en el discurso de Donald Trump respecto a la construcción del muro, a lo que el secretario de Relaciones Exteriores contestó que se trataba de fake news.

Si bien existe un carácter de universalidad en la selección de la agenda de la plataforma digital, también se percibe una característica de innovación, en la medida en la que se apostó por la utilización de infografías como formato principal de difusión y la creación propia de personajes y demás dibujos que ilustran los contenidos.

Como las estrategias, que revela Frédéric Martel, presentes en las industrias creativas y de contenidos en los Estados Unidos, en el caso Pictoline, existe un denominador común a menor escala, el cual es la inyección de elementos locales a temáticas universales para crear un sentido de cercanía e identificación. Lo anterior se logra con la inclusión de rasgos humorísticos en algunas de las infografías, los cuales son de comprensión local.

Al igual que en el ámbito cinematográfico y el musical, Pictoline podría representar un microcosmos de la industria de los contenidos en tanto que establece el debate de la intelectualidad y antiintelectualidad; este par de posturas indican que  la plataforma apela a informar a un gran público de manera rápida y fácil; pero, por otro, se encuentra el dilema de la superficialidad y banalización de la realidad.

Si bien es aceptable el debate de la intelectualidad y antiintelectualidad que rodea a Pictoline, se puede decir que cumple una de las funciones de un medio de comunicación, la cual es la representación de una época y la documentación de la misma, no sólo en términos de los contenidos que aborda, sino en la operación per se de la plataforma que indica la existencia de nuevas dinámicas en el ámbito de la comunicación.

Es así como convergen algunos planteamientos, estrategias y modos de operación de la cultura mainstream en la plataforma digital en cuestión, cabe mencionar que la escala e influencia no se equipara con el alcance de las industrias creativas y de contenidos estadounidenses, pero sí  se ilustran los mecanismos de acción de Pictoline.

 

Martel, Frédéric (2011) Cultura mainstream. Cómo nacen los fenómenos de masas, México: Taurus.

Anuncios

Un comentario sobre “Infografías para la gran audiencia

  1. Hola, Kari.

    Tu entrada me pareció bastante relevante porque lo comparas con el texto de Martel y la cultura del entretenimiento. Creo que Pictoline es un “medio” que, en efecto, facilita la información que a veces nos resulta difícil de comprender y además es súper llamativa e innovadora.
    Me hubiera gustado ver alguna comparación de las infografías que Pictoline difunde a diario para hacer más gráfico tu texto. Por ejemplo, en el Día de la Mujer muchas personas estaban confundidas respecto a si debían o no felicitar a las féminas. Me parece que en ese caso, Pictoline tuvo un papel muy importante para enclarecer el dilema que la mayoría tenía. A lo mejor podrías hacer un análisis de cómo reaccionan los usuarios en las redes sociales ante este recurso que usa el medio.

    Por último creo que la manera de comenzar la entrada hablando de Martel no fue muy atractiva, sin embargo el resto del contenido equilibró la situación y lograste que tu texto no se cayera. 🙂

    Viridiana Martínez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s