La voz femenina en Sin Embargo

Por Berenice Santos

Los géneros periodísticos de opinión tienen como objetivo persuadir a los lectores, buscan una adhesión a alguna ideología, mismas que también determinan las acciones y/o crean la opinión pública.  Así como los medios establecen la agenda temática, también las fechas importantes establecen temas de qué hablar, opinar o recordar. Sin Embargo,  en su sección de opinión  le da la voz a las mujeres,  está semana escribieron   a propósito del Día de Internacional de la Mujer.

A continuación se analizarán cómo se tratan discursivamente los temas de rol de género, feminismo y feminicidio. El primer texto es “El feminismo y la maternidad en México” de  Peniley Ramírez Fernández . En el cual cuestiona las formas de concebir la maternidad, a partir de su experiencia propia y de otras realidades materiales de mujeres en distinto contexto.

Para abordar el tema,  Peniley comienza narrando su experiencia con la maternidad, hace énfasis en que  pertenece a un grupo de periodistas, a una sociedad de discurso, en el cual las mujeres cuestiona lo políticamente correcto, la idea conservadora de que toda mujer tiene que ser madre. Pero en la época posmodernista, hay un cambio de discurso en el cual las mujeres tienen la decisión personal de decidir ser o no madre. En la cual la oposición es maternidad/ vida profesional.

293872294_640

Por otra parte, mantienen esa postura feminista porque, como afirma Robert Ferguson: “La ideología se ocupa, también, en parte de lo que creemos, y de la forma en que ello se manifiesta en nuestros comportamientos como individuos, como comunidades como naciones”.  En ese ámbito, la otra cuestión que plantea la columnista, es que hay un grupo de mujeres que no cuestiona la maternidad, al contrario es lo establecido por las convenciones sociales y se quedan con el discurso conservador. Parte del fragmento es el siguiente:

Recuerdo, por ejemplo, una muchacha que fue madre a los 15 años, cuando el tratante que la había sacado con engaños de su casa en Puebla la embarazó, y utilizó a su hijo como una forma de chantaje para prostituirla.

También otra muchacha, quien fue asesinada en la cocina de su casa en Veracruz, cuando el hombre con quien la habían forzado a su casarse la estranguló, porque no le gustó como había regañado al hijo de ambos.

Y una más, quien fue secuestrada y obligada a trabajar durante meses para Los Zetas en Medias Aguas, cuando intentaba llegar a bordo de la Bestia a Estados Unidos. Allí esperaba encontrar algún trabajo para enviar a su niño en Honduras, a quien cuidaban sus abuelos, pues su padre jamás se ocupó de él.”

Hay dos discursos en juego y menciona dos formas de representación de  la mujer: la liberal posmodernista y la conservadora marginal. Hace un proceso de  distinción entre las mujeres de la ciudad y las mujeres de provincia, afirma que éstas últimas son más vulnerables a la violencia y el conservadurismo.La autora escribe desde su ideología feminista.

La segunda columna es “Feminicidio: radar electoral del Estado de México” de Maite Azuela.  En la cual describe la realidad material a partir de cifras y datos duros:

“De acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia Estatal, de 2011 a 2013 se registraron 840 asesinatos de mujeres en la entidad, de los cuales sólo 145 fueron investigados como feminicidios. Además, entre 2011 y 2012 desaparecieron mil 258 mujeres de las cuales más de 53 por ciento tenía entre 10 y 17 años de edad.”

Esto a propósito de que en el Estado de México se aproximan las elecciones de gobernación y dos de las candidatas son mujeres: Delfina Gómez Álvarez de Morena y Josefina Vázquez Mota del PAN.

El discurso que utiliza es que las candidatas por el hecho de ser mujeres, deberán poner énfasis garantizar la erradicación de los feminicidios. Sin embargo, cualquier candidato debe generar estrategias para la erradicación. Por otra parte, afirma que será difícil que tengan apoyo. Pues la misma sociedad del discurso en este caso la comunidad política, tienen una ideología conservadora.

Feminicidios

Ambas autoras tienen la intención de cuestionar la ineficiencia de políticas públicas para erradicar la violencia de género. Ambas exigen respeto  y garantía de los derechos  de la mujer.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s