Resignificación del Día de la Mujer

Por: Jacqueline Ponce León

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, en Anfibia se publicaron tres entradas relacionadas con el tema. Sin embargo, es importante destacar que es una fecha celebrada en muchos países por varias mujeres, se reúnen para conmemorar la lucha por la igualdad de derechos y oportunidad. Pero ¿de dónde proviene dicha celebración?

Un 8 de marzo de 1911 146 trabajadoras fallecieron en un incendio de una fábrica textil en Nueva York, Estados Unidos, debido a la falta de medidas de seguridad. Sus muertes quedaron impunes. Años antes, en 1908, miles de mujeres habían exigido mejoras salariales, el derecho al voto, la reducción de la jornada laboral y mejores condiciones de trabajo.

mujeres_faur_caja_5

Pero aun así, ¿por qué es importante recordar esta fecha? Pese a los avances y logros conseguidos, las mujeres perciben el 70% de un sueldo del que reciben los hombres. Actualmente, siguen existiendo situaciones de desigualdad y discriminación, y en muchas ocasiones se viven como algo natural.

Aunque la mujer ha logrado conquistar muchos espacios y exigir sus derechos (a educarse, votar, trabajar y ser elegida como autoridad en cualquier nivel), todavía sigue viviendo situaciones de machísimo, incluso, continúa siendo víctima de agresiones sexuales y de violencia de género.

 “Por un lado, es posible que vivamos en una sociedad patriarcal en la que la misoginia está viva y es capaz de llevar a cabo todo tipo de ajustes ideológicos para seguir formando parte de la reserva discursiva. Por otro lado, es posible que las representaciones que los medios hacen de estrellas como Madonna y las Spice Girls hayan llevado a las mujeres a adquirir cada vez más poder y a liberarse de las cadenas de la dominación masculina”, se menciona en Los medios bajo sospecha: ideología y poder en los medios de comunicación de Robert Ferguson.

“Yo Marcho” es un texto publicado por María Fernanda Ampuero en Anfibia. La autora enuncia que el motivo por el cual escribió el texto fue gracias a David, un hombre con el que ella llevaba algunos meses coqueteando. Cuando ella le contó que saldría a marchar por el Día de la Mujer, él la llamó feminazi.

yo_marcho_der_04

“En lugar de cabrearme (bueh, un poquito sí), decidí dedicarte este texto a ti, David, que me has bloqueado del Whatsapp por ser de esa gente que adoctrina y vive del odio pasado. Ay, David, Davicito, que hasta ayer prometías hacerme llegar al séptimo cielo con tu enhiesto y morcilludo falo y hoy escupes sobre mi caseta de #NiUnaMenos, quiero explicarte –fácil, vamos, que veo que eres cortito- por qué marcho. O, mejor dicho, por qué NO marcho”, se lee en el texto “Yo Marcho”.

Después, María Fernanda, en forma de listado, expone las razones por las que marcha y argumenta cada punto. En una de sus razones menciona: “Yo marcho para hacer a mi sobrina poderosa y no insegura”. La autora habla desde su experiencia, por lo que según Ferguson, algunos analistas de los medios han basado sus investigaciones en figuras que fomentan la liberación o conferir poder.

“Ese supuesto poder generalmente se relaciona con un sentimiento relativamente privado de conciencia de sí compartido por quienes tienen relativamente poco poder. Es una forma de adquisición de poder que tiende a ser más simbólica que políticamente significativa”, menciona Ferguson.

En Anfibia también se publicó otro texto que se titula “Hartas”, la autora es Eleonor Faur. Ella explica que se suele relacionarse al 8 de marzo con el feminismo y se cae en el cliché: “El feminismo es el machismo al revés”, cuando en realidad son conceptos muy distintos.

mujeres_faur_izq_3

La autora se especializa en políticas sociales con perspectiva de género. Ella afirma que este 8 de marzo pasará a la historia por ser la primera vez en que el reclamo por parte de las mujeres se da a nivel internacional. Aborda las diversas razones por las cuales las mujeres están hartas. A lo largo de su texto retoma la categoría que realizó el intelectual Arturo Pérez-Reverte, quien distinguió entre “feministas racionales” y las “feminazis”. La autora afirma que no todos los feminismos son iguales, ya que es un movimiento conformado por personas con miradas distintas. Eleonor retoma la parte histórica y se remonta a los años 40, época en que las mujeres buscaban el derecho al voto.

El mundo restringía sus derechos civiles, políticos y sociales, mientras los nazis invadían Polonia y exterminaban judíos, gitanos y homosexuales. El propio Hitler enfrentó al movimiento feminista alemán, además de cerrar las clínicas de planificación familiar y declarar al aborto un crimen de Estado. Calificar a las feministas de “nazis” es una operación de descalificación que ofende cualquier estándar ético e intelectual”, afirma en “Hartas”.

En su discurso, parece notarse ofendida por la enunciación que se le suele dar al tema del Día de la Mujer y sobre todo si se habla de feminismo. Más adelante asume ser feminista y retoma la frase de Bell Hook: “Es una feminista rara aquella que no cuenta con un arsenal de estadísticas a su disposición para respaldar sus afirmaciones”. Eleonor asegura que las evidencias son contradictorias, ya que sigue habiendo injusticias en contra de las mujeres.
masivas_m8_der_2.jpgFinalmente, Anfibia publicó “Felicidad y cacería”, a cargo de Lorena Tapia Garzón y Luciana Rosende. En su crónica, recrean la atmósfera y ambiente que se vivió en la marcha realizada en Buenos Aires, Argentina. Sin embargo, resaltan que 15 mujeres fueron detenidas por policías, pero al hablar de estos oficiales se puede leer un tono sarcástico, ya que mencionan: “(…) fueron detenidas a los golpes por personal de la flamante Policía de la Ciudad”.

En el discurso utilizado en los tres textos se perciben tendencias hacia el feminismo, pero cada idea está argumenta. Los comentarios por parte de los lectores, la mayoría son de mujeres y como ciudadanas corroboran la información, ya que la autora del primer texto había cometido un error, una mujer se lo hizo saber y lo corrigió, incluso le agradeció por tener una lectura muy atenta.

Anuncios

Un comentario sobre “Resignificación del Día de la Mujer

  1. Hola Jackie. Antes que nada, me parece que tu texto es bastante acertado, pertinente y excelentemente elaborado. Tus argumentos son bastante sólidos y están debidamente justificados. Por otra parte, es totalmente atinada la parte histórica que has explicado al principio de tu trabajo, pues es parte fundamental para que el lector entienda de manera adecuada el verdadero sentido de la instauración del día de la mujer y como a pesar de los grandes progresos que se han logrado, es evidente que el machismo sigue siendo una actitud que nos rige actualmente como sociedad. Las citas tanto de Ferguson como de los mismos textos analizados hacen muy rico tu análisis, y me parece bastante digno de reconocer que tu capacidad de síntesis es muy buena, pues tu lenguaje es bastante comprensible para que el texto sea comprensible a cualquiera que lo lea, pero no por ello dejas de lado las ideas bien aterrizadas, las cuales expones de manera concisa y precisa. Solo ten un poquito de cuidado en los primeros párrafos, pues allí hay un pequeño error de redacción, sin embargo, en todo lo demás destaca la pulcritud en cuanto a la sintaxis. Un acierto enorme la explicación de la palabra “feminazi”, evidenciando su incongruencia de uso y las desviaciones que genera en el pensamiento social y que desvirtúa al feminismo. Excelente trabajo, felicidades.

    por Eduardo Martínez Perez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s