¿Qué culpa tiene el público?

Por: Jacqueline Ponce León

Afortunada o desafortunadamente, la conexión con el público no viene incluida en el presupuesto al momento de realizar una película. Sin embargo, esa afinidad está en la historia y en la manera en que se cuenta a lo largo de la cinta cinematográfica. Por ejemplo, la escena del choque en Amores perros causó mucho revuelo entre las personas, ya que se generó una opinión pública.

“La gente decía: ‘¡Es impresionante!’. ‘¡Qué madrazo se pusieron!’. ‘¡Qué bien logrado está!’. No por el dinero, sino porque se hizo con mucho amor y dedicación”, mencionó el productor mexicano Francisco González Compeán.

Probablemente, Amores Perros sea una de las mejores películas de González Iñárritu, ya que este filme impulsó a la industria del cine mexicano. Además, fue reconocida a nivel internacional y tuvo una nominación al Oscar a Mejor película extranjera, por lo que se inauguró una nueva versión del “nuevo cine mexicano”, una de las razones: el filme era financiado de manera privada.

A lo largo de la historia de nuestro cine, el gobierno mexicano ha sido el esencial productor de películas. En cada sexenio ha existido una política cinematográfica en la que se apoya la creación de nuevos filmes. Por ejemplo, con IMCINE, el 2015 fue un año histórico porque se produjeron 140 películas.

De todos esos filmes, 46 fueron hechos de manera independiente, es decir, un poco más del 32% de la producción cinematográfica en México sobrepasando los 800 millones de pesos que invierte el Estado mexicano en la industria fílmica para apoyar a la realización, postproducción, distribución y exhibición del cine mexicano.

Un reciente ejemplo dentro de esta lista es la comedia romántica que se presenta en ¿Qué culpa tiene el niño? En esta película se gastó un presupuesto de casi 33 millones de pesos, dinero aportado por la productora mexicana Mónica Lozano, a través de la compañía Alebrije Cine y Video y la distribuidora Diamond Films, quienes son productores.

Que-culpa-tiene-el-nino.jpg

En México solamente hay cinco películas que han logrado recuperar el costo de producción y que han recaudado alrededor de 200 millones de pesos. El más evidente ejemplo es No se aceptan devoluciones, a cargo del comediante Eugenio Derbez.

Pero entonces, en esta cultura mainstream ¿el cine independiente en México es igual a la inversión privada? Probablemente ésta es la razón por la cual en nuestro país se hacen películas para vender. Tenemos una fórmula, quizá solamente se cambian a los actores y escenarios, pero en el fondo, la mayoría tienen rasgos similares.

¿Qué culpa tiene el niño? Es una película de puro rifado. Cuando escribí el guion, se la llevé a una productora gringa a la que le encantó el proyecto… tanto la tuvieron nueve meses en un escritorio y yo me desesperé. Entonces fui con una mexicana a la que también le gustó, pero quería esperar a los fondos de IMCINE. Como yo estaba muy convencido de lo que tenía en las manos fui con Mónica Lozano… y de inmediato se abrieron todas las puertas”, dijo Gustavo Loza, director de la película.

El director tenía muy claro que existen películas baratas, pero él quería invertirle y no esperar los fondos de IMCINE. Estaba aferrado con tener a Karla Souza como protagonista, ya que sabía el alcance que tendría. Claramente, existen intereses por parte de la producción y uno de ellos fue recuperar lo invertido en la película.

Que-culpa-tiene-el-nino-Karla-Souza(1).jpg

Sin embargo, el cine es redituable para nuestro gobierno, ya que en 2015, de las 286 millones de personas que fueron al cine, 17.5 asistieron a ver una película mexicana. México obtuvo 131.6 millones de pesos de ganancias por el IVA de la venta de esos boletos, pero esa cantidad está sumamente alejada de los 800 millones de pesos que IMCINE otorga al cine mexicano.

Se puede tener una película ya grabada, por lo que el siguiente paso será exhibirla, un requisito un poco complicado y con influencia de la cuestión geopolítica, ya que no en todas las regiones se va a proyectar lo mismo porque todo depende de un mercado directamente afectado por el contexto inmediato. La exhibición y distribución son los pasos determinantes para que nuestro cine siga creciendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s