Disney logra estar en todo lugar.

Por: Enrique Tavera.

A lo largo de los años pocas marcas, empresas y multinacionales logran reconocimiento tan grande como el que la compañía  Walter Elias Disney fundó el 16 de octubre de 1923 utilizando su famoso apellido. Al principio se trataba de un estudio para hacer películas de animación (lo cual sigue esta nuestros días) pero con el paso de los años se transformó en una compañía de medios de comunicación y entretenimiento sumamente importantes del mundo y de la historia.

Su influencia en distintas generaciones ha sido trascendental y a través del pasar de los años los temas así como los conceptos que las distintas películas que se realizan, van de acuerdo a como querer que los infantes (sobre todo) y los adultos vean el mundo, tengan una enseñanza para lograr una moraleja en cada una de sus películas.

Wall-E una cinta protagoniza por un pequeño y simpático robot, estrenada en el 2008 hace una crítica estupenda a toda la sociedad de consumo y en particular a la no utilización de energías renovables en el mundo presentando un mundo distópico en el que una compañía (Buy N’ Large llamada así en la película) es dueña de todo el comercio del mundo, pero al generar tanto desperdicio, no puede limpiarlo todo, ni siquiera con ayuda de robots encargados de eso (Wall-E uno de ellos) y los habitantes de la tierra se ven obligados a partir de su planeta en naves crucero.

Resultado de imagen para wall e
Póster de la película “Wall-E”

Este filme estrenado en el año 2008, ganador del premio Oscar a mejor película animada ese mismo año, nos deja vigente en la memoria de todos una pregunta: Con todo el consumo y todo el desperdicio que el ser humano genera día con día ¿Se podrá llegar a esos extremos? ¿Tendremos que colonizar más allá de nuestro plantea?

Disney como en todos sus filmes nos muestra la misma fórmula que desde hace años viene manejando para darnos nos solo un buen filme sino un mensaje de conciencia social. Martel nos relata que al entrevistar a Michael Eisner, ex presidente de la compañía, los proyectos se deben basar en una historia sólida, con pequeños animales muy monos con intrigas sencillas y que tengan un happy end eficaz.

En Wall-E nos manda un llamado, que casi una década después, sigue vigente. Las energías limpias y un modelo de menos consumismo es lo que el filme promueve a través la cultura de la tecnología. Conforme pasa el tiempo esta nos consume y nos hacemos dependientes a ella de una mayor forma pero estos mismos avances tecnológicos nos pueden dar la salida y la respuesta para no pasar 700 años metidos en la nave Axioma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s