Narco y gobierno, ¿a dónde se dirigen su acciones?

Por Luna Ruiz S. Eduardo

México es un país en el cual el narcotráfico es una cuestión que se encuentra inmersa en todo el territorio mexicano. Como se ha venido diciendo en análisis anteriores: existe una búsqueda de legitimación y búsqueda de poder entre los cárteles y los grupos de defensa del gobierno. Las intenciones de ambos son claras; por un lado tenemos a los cárteles que quieren salvaguardar sus intereses y los grupos de defensa desean la integridad del país.

     En la última semana se han dado detenciones de personajes representativos de los cárteles. En Tijuana se llevó a cabo la detención de “El Chapito Leal”, quien fuera integrante del cártel del Pacífico. Sus vínculos en el narcotráfico son grandes; por una lado tiene antecedentes penales desde el año 2012 y actualmente poseía antecedentes con el cártel Jalisco Nueva Generación.

     También se dio detención en Michoacán de “La Chanda” (Gilberto Gómez Romero), líder de los caballeros templarios. Tras su detención se dio pie acciones de bloqueos en la carretera por parte de personas que le son simpatizantes a este personaje. Estas cuestiones muestras que la lucha de la búsqueda de legitimación de poder sigue en pie en cada una de estos dos grupos.

     El gobiernos por medio de instancias como la Procuraduría General de la República (PGR), la marina y el ejército nacional son los actores que están en la constante praxis de la muestra de su poder de acción para controlar los problemas y los cabecillas de quiénes están dentro de los cárteles de narcotráfico en el país. Pero los grupos de narco hacen su legitimación en la simple acción de no dejar sin líder a los cárteles.

     Personajes han sido detenidos, enfrentamientos como los de Nayarit se han acontecido y eso no ha dado resultado entre los cárteles para que una persona quede al frente, sino al contrario se ha incentivado a que demuestre más su poder. La cuestión de esta simple disputa es que no se ha llegado a un acuerdo entre los discursos y las acciones que realizan cada parte de esta lucha.

     Por un lado se tienen las demandas que cada uno de ellos quiere (gobierno: un control en cuanto a la violencia y distribución-venta ilegal de sustancias adictivas y los cárteles: una apertura en su actividad que realizan). El problema no recae en el discurso que ambos manejan sino en que las acciones que se dan dejan afecciones a uno y a otro, pero estas afecciones no son vistas ni consideradas. Al contrario solo han hecho que se dé una lucha más fuerte y poderosa para demostrar quién tiene un mayor poder.

     La no consideración de estas afecciones, que resultan de los discursos que ambos manejan y sus acciones, son la gran causa de que exista una guerra del gobierno contra el narcotráfico; misma guerra que se ha podido observar desde el tiempo de gubernatura de  Felipe Calderón H.

      El gobierno se ve presionado por la espada y la pared. Ya que dentro de la nación se está dando esta guerra y por el otro lado los Estados Unidos y los discursos hacia México como el país que por no tener un control en los grupos de narcotráfico han contaminado a la sociedad estadounidense, han obligado a que México acepte la ayuda de los E.U. para controlar y poder desmantelar narcolaboratorios en la Costa del Pacífico (zona que se considera con más laboratorios ilegales).

     Se puede observar que no comprender las afecciones y la presión que se vive también por las reformas migratorias impuestas por Trump, han hecho que el gobierno de México actúe de la mejor manera para salvaguardar la integridad de la nación; pero al mismo tiempo sus acciones que decide son efectuadas para demostrar hacia la ciudadanía que en verdad está realizando acciones de protección que la sociedad le demanda; es una forma de crear una buena imagen del gobierno, misma que es considerada como pésima y el presidente de la nación mexicana tenga una baja popularidad entre la comunidad mexicana.

Anuncios

Un comentario sobre “Narco y gobierno, ¿a dónde se dirigen su acciones?

  1. Considero que es una forma astuta de ejemplificar lo que fue explicado en clase, pero eso lo pones en dos párrafos máximo, después hablas del problema en que se encuentra México por no poder balancear las disputas discursivas entre la fuerza pública y los cárteles ¿pero en verdad es pertinente analizar el problema de seguridad nacional desde ese punto de vista?, pues ninguna de las dos partes ha hecho conquistas discursivas en el terreno el otro, o si tú piensas lo contrario entonces cabría decir cuáles son, eso sería realmente interesante, preguntarse si el narco se ha apropiado de las marcas de discurso que eran del Estado.
    Xareni Márquez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s