Proceso en la encrucijada: Álvarez Icaza hacia el 2018

Por Raúl Parra

Durante los últimos años, la revista Proceso le ha dedicado una amplia cobertura a Emilio Álvarez Icaza, defensor mexicano de derechos humanos que ha ocupado destacados cargos en ese ámbito a nivel nacional y continental, como la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) del 2001 al 2009 y la secretaría ejecutiva de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) del 2012 al 2016.

Proceso lo busca con asiduidad para conocer su opinión sobre la situación del país y específicamente sobre el rubro de su expertiz. Asimismo le asigna un lugar muy destacado a sus declaraciones dentro de la revista, pues generalmente encabezan la portada junto con una fotografía de su rostro. En los últimos cuatro años le ha dedicado al menos dos portadas, ya sea porque los editores consideran que es la nota más relevante de la semana o porque se trata de una información exclusiva.

PROCESO-2029-193x250

Esto explica que Emilio Álvarez Icaza es una persona muy cercana al semanario fundado por Julio Scherer. En la última edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, celebrada del 26 de noviembre al 4 de diciembre del año pasado, el ex secretario ejecutivo de la CIDH acompañó al poeta Javier Sicilia y al periodista Álvaro Delgado en la presentación de la edición conmemorativa de la revista Proceso por su cuadragésimo aniversario.

Durante su intervención, Álvarez Icaza recalcó que “ha sido notable la compañía de Proceso, en términos para describir qué es lo que pasa en el país con una lectura crítica” y señaló que el semanario “es un proyecto independiente, con la capacidad de hablar con dignidad y no es perando el chayote y la sumisión y el silencio cómplice […] Por eso es tan importante esa lucha contra la corrupción, contra el abuso de poder, la impunidad […] Nadie como Proceso sistemáticamente lo ha ido documentando”.

Y es precisamente debido a esos comentarios tan halagüeños que la revista ahora se encuentra en una encrucijada. El pasado domingo 26 de febrero, en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, Emilio Álvarez Icaza hizo un llamamiento a la sociedad civil mexicana para que se sumara al movimiento que él encabeza y que buscará la presidencia de la República por la vía independiente en el 2018. El proyecto se llama Ahora y sus dos principales promotores son Javier Sicilia y Sergio Aguayo.

En la revista este tema se comenzó a abordar en el No. 2105, publicado el 5 de marzo de 2017. En él se incluyeron dos textos relativos a Icaza: uno de los géneros interpretativos y otro de opinión. El primero es una entrevista 1 que José Gil Olmos le realizó al ex ombudsman con motivo de la postulación de su candidatura y el segundo es un texto 2 de lo que Proceso denomina “análisis” ―sustancialmente una columna― escrito por Sabina Berman.

La entrevista es un texto muy laudatorio, en el que se destaca la trayectoria de Emilio Álvarez Icaza como defensor de los derechos humanos. Basta con leer el sumario para percatarse el tono en que está escrito:

“Como integrante del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, Emilio Álvarez Icaza atestiguó y registró el dolor de las familias afectadas por la violencia en el país. Como secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos se confrontó con el gobierno de Enrique Peña Nieto al denunciar que México padece una grave crisis en ese ámbito. Álvarez Icaza impulsa un movimiento que lo postule como candidato independiente a la Presidencia de la República, pues argumenta que los partidos no representan a los ciudadanos y éstos ya no creen en “iluminados” que resuelvan sus problemas”. José Gil Olmos, “Me cansé de documentar la ignominia”: Álvarez Icaza, en Proceso No. 2105.

Sin embargo, la opinión de Sabina fungió como un contrapeso pues, luego de explicitar su admiración hacia el personaje referido y de calificarlo de honesto e incorruptible, critica que haya empezado con enojo su campaña presidencial y se haya basado en una única idea para lanzar su plataforma. Al final comunica su desilusión por escucharlo “estruendoso, no premeditado, todavía no sabio”.

Pero, a su vez, esto se contrarrestó con la opinión que Javier Sicilia transmitió en el siguiente número (2106), publicado el 12 de marzo. El poeta fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y uno de los principales impulsores de Ahora expresó su respaldo total hacia Álvarez Icaza y escribió lo que podría considerarse casi como una declaración de principios, un manifiesto del nuevo movimiento.

Esto confirma que Proceso está en una disyuntiva, pues desde su política editorial le ha dado un tratamiento ambivalente a la candidatura de Álvarez Icaza. En cuestiones numéricas absolutas serían dos textos a favor y uno en contra en su edición impresa, pero si se comparan por géneros, sería un empate, porque de los artículos de opinión hay uno a favor y otro en contra. Ahora es sólo el tiempo el que permitirá conocer la postura que asumirá Proceso al respecto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s