Pemex, 79 años de claroscuros

Por Raúl Parra

Como se mencionó en la  primera entrada de este tema, el presidente Lázaro Cárdenas del Río decretó la expropiación petrolera el 18 de marzo de 1938. Este sábado se cumplieron 79 años de ese hito que le devolvió la soberanía energética a México y el gobierno federal no desaprovechó la oportunidad para conmemorar esa fecha tan significativa, lo cual desató que los medios, tanto aliados como rivales, salieran a defender su postura en torno a la situación actual de la empresa productiva del Estado y los hidrocarburos en el país.

El primero en posicionarse fue La Razón, un diario de línea derechista muy favorable al gobierno federal y a los de la Ciudad y el Estado de México, cuyos principales financiadores son Televisa y el Consejo Coordinador Empresarial y que desde hace más de dos años ha hecho una campaña sistemática de desprestigio en contra de los padres de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y todo lo que involucre a Andrés Manuel López Obrador y a Morena.

En su número 2429, correspondiente al sábado 18 y domingo 19 de marzo de 2017, incluyó una columna alusiva a Pemex, titulada “México 18 de marzo” y firmada por Carlos Urdiales. En ella el columnista recuerda la expropiación petrolera que contó con el apoyo popular, para luego decir que Pemex “es un gran mural post revolucionario” en el que “todos estamos plasmados”, además del “más reciente orgullo nacional”.

Sin embargo, luego de una introducción aparentemente inocua, Urdiales esboza la imagen de Pemex como una empresa corrupta y atrasada, que por “barreras ideológicas, sicológicas y políticas” se resistió a la “modernidad” que implicaba el Tratado de Libre Comercio (TLC) y las “primeras reformas liberales”, porque según sus opositores, “el petróleo, como la patria, no se vende”.

Y es aquí donde inicia la connotación por parte del columnista, contrariando lo que líderes de la izquierda y académicos como Alfredo Jalife-Rahme y John Saxe Fernández han sostenido, Urdiales dice que el petróleo “no se vendió, se transformó” y que Pemex vive hoy “en otra órbita” que “demanda su profunda transformación para que empresarios mexicanos y también de fuera sumen intereses y estrategias más realistas y, por tanto, perdurables” y que además, “le urge inversión para su competitividad”.

El profesor Robert Ferguson arguye que en los medios “la ideología opera a través de modos reconocibles de construcción simbólica” y uno de ellos es el de la legitimación, “proceso a través del cual una audiencia es «ganada» para el contenido y/o la forma de un mensaje mediático”. En otras palabras, “los medios pueden actuar para naturalizar la manera en que se presentará el mundo” (Ferguson, 2007: 29).

Y eso fue precisamente lo que Carlos Urdiales y el diario La Razón hicieron en esta ocasión. Trataron de legitimar el discurso presidencial y presentar como natural el hecho de que, ante los “apremiantes desafíos” que existen en la época actual, la única forma de sacar adelante al país es a través de la inversión privada, tanto nacional y extranjera. Éste es el discurso que han manejado tanto el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, como su gabinete, el gobierno federal y todos los firmantes del Pacto Por México, además de los medios afines, para hacer apología de la Reforma Energética del 2013.

El discurso de Urdiales es prácticamente idéntico al que Peña Nieto pronunció el pasado sábado 18 de marzo, en la conmemoración del 79 aniversario de la expropiación petrolera. Tal como lo indica la nota publicada en El Universal, al igual que Urdiales, el mandatario “realizó una enérgica defensa de la reforma energética” y abogó por una “mayor participación de la iniciativa privada en el sector petrolero nacional”. Asimismo, aseguró que la mejor alternativa era “emprender con determinación el camino de la transformación”, usando la misma palabra clave que el columnista de La Razón.

Sin embargo, tal como lo postula la teoría de la comunicación, ésta no es un proceso lineal y unidireccional, sino que siempre se retroalimenta. Por cada mensaje transmitido por un emisor a través de un canal, hay uno o miles de receptores que, de acuerdo con la teoría de la enunciación, en el proceso comunicativo fungen como interlocutores, es decir, intercambian las posiciones y emiten y reciben mensajes. A esto hay que añadirle que el o los receptores pueden situarse, mediante el ethos, en el extremo opuesto del espectro ideológico.

Esto es lo que sucede en este caso, el discurso a favor de la Reforma Energética y la inversión privada, que es de carácter neoliberal, es decir, de derecha, tiene su contraparte en el discurso articulado por la izquierda o por quienes se asumen como opositores a las políticas impulsadas por el gobierno federal.

Y es así que la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros (UNTP) ―no confundir con el STPRM monopolizado por Carlos Romero Deschamps―, la Asamblea Popular Tijuana, la sección 22 de la CNTE y los legisladores de la oposición Manuel Bartlett (PT), Dolores Padierna (PRD) y Rocío Nahle (Morena), así como los medios que hicieron eco de sus declaraciones ―Proceso y La Jornada― ostentan un discurso contrario al hegemónico, que arguye que sus acciones han afectado a la sociedad mexicana y a la seguridad energética del país.

Los integrantes de la UNTP señalaron en una manifestación en el Ángel de la Independencia que esta podría ser la última vez que se festeje la expropiación petrolera, debido a que la Reforma Energética impulsada por Enrique Peña Nieto sólo ha traído “consecuencias negativas”, como el aumento al precio de las gasolinas y el despido masivo de trabajadores petroleros.

Dolores Padierna dijo que “se ha terminado por saquear a Pemex para entregárselo a los mismos intereses y poderes hegemónicos que fueron derrotados hace 80 años por el general Lázaro Cárdenas”, mientras que Bartlett sentenció que quienes aprobaron la reforma energética deben ser juzgados “por traición a la patria”, ya que cedieron a los intereses de EE.UU. en un esquema de integración continental que pone en riesgo la soberanía nacional.

En un artículo publicado en el No. 2107 de la revista Proceso, correspondiente al 19 de marzo de 2017, Jesusa Cervantes afirma que a ocho décadas de su fundación, en Pemex “sólo quedan escombros, corrupción, entreguismo e ineptitud” y recupera el testimonio de la química Rocío Nahle, diputada por Morena, quien explica que se ha dejado de invertir en las refinerías, lo que ocasiona que trabajen al 40% de su capacidad y abre la puerta para que la demanda nacional de gasolina se cubra mediante la importación, lo cual reintegra al mercado a las empresas que Lázaro Cárdenas expulsó hace 79 años: las extranjeras.

Estas fueron las notas y reportajes que los principales medios opositores al gobierno federal, Proceso y La Jornada ―además de otros órganos, como el portal Regeneración de Morena― destacaron en el marco de la conmemoración del 79 aniversario de la expropiación petrolera.


Bibliografía

Ferguson, Robert. Los medios bajo sospecha. Ideología y poder en los medios de comunicación, Barcelona, Gedisa, 2007, 332 p.

Anuncios

Un comentario sobre “Pemex, 79 años de claroscuros

  1. Hola, Raúl.
    Te felicito por tus últimos textos: quizá eres el alumno que más ha avanzado en su manera en la que realiza los ejercicios en este blog y yo te agradezco por la dedicación.
    Has encontrado una línea de análisis y se ve que conoces de fondo tu tema. Sabes perfectamente cómo aparece en los distintos medios (tanto digitales y escritos). Yo te haría unas preguntas que sería interesante que pudieras responder: ¿Crees que los diarios han sido indulgentes con la empresa mexicana?, ¿qué consecuencias traen los acuerdos recientes de la empresa para el país y si estos se están debatiendo en los medios?, ¿por qué crees que los medios no lo estén retomando como cuando se aprobó la Reforma Energética por ejemplo?
    Sigue trabajando así y no tendrás ningún problema para tu ponencia o trabajo final.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s