La retórica pulcra, pero contradictoria de Denise

Por Eduardo Martínez Pérez

El motivo principal del presente texto será dar a conocer las prácticas de enunciación de la conductora del noticiero 10 en punto, Denise Maerker y las intenciones interpretativas que busca generar en las audiencias con respecto a la temática política principalmente, que es el punto en el que se generan mayores sesgos ideológicos y se define a los noticieros Televisa como un asociado de los intereses que defienden los ideales de los partidos de centro-derecha.

La agenda mediática está cargada a las mismas temáticas de las últimas cuatro semanas y el discurso de la presentadora se mantiene en la misma línea, pues se condena la violencia desatada por actos delictivos y se mantiene la línea informativa con respecto a las acciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en la cual se continua evidenciando, cuestionando y criticando cada decisión que el magnate toma, exacerbando el odio que un amplio sector de la población mexicana siente por él.

Para desglosar un poco más los elementos discursivos que emplea la periodista en la conducción del noticiero, se recurrirá al análisis retórico de sus enunciados con respecto a hechos que pudieran causar ámpula en la opinión pública y dividirla, es por ello, que también se recurrirá a la contrastación con otros medios y la relevancia que posee cada evento en determinado medio, así como el tratamiento que se da a las noticias de contenido similar.

En cuanto al elocutio, forma de expresar el discurso, que maneja Denise Maerker, encontramos un lenguaje basado en el puritas, es decir no se manejan barbarismos ni lenguaje popular o jerga, pues a pesar de que se emplean palabras perfectamente entendibles no caen en lo coloquial, aunque sí encontramos una escasez en el uso de ornatus, pues no se recurre a las figuras retóricas, solo acaso a las analogías, en especial a la hora de tocar temas de corte social. En resumen, Maerker maneja una retórica simple, pero que al tratarse de una personalidad reconocida por años de trayectoria en el medio, ya genera credibilidad en amplios sectores de la población, en especial en aquellos rangos de edad mayores, los cuales han crecido introyectados por ideas más conservadoras y lineales, así como educados en cierto sentido por los medios de comunicación tradicionales.

Desde los avances informativos que dan inicio al noticiero, encontramos proposiciones que no emiten ningún juicio, pues simplemente se encargan de informar un hecho y generalmente los protagonistas del mismo sin ahondar más allá. El manejo de voz de la conductora no presenta cambio alguno en la acentuación de algunas palabras o en el tono ni enfoque de la misma, por lo que en esta sección no es posible detectar intenciones persuasivas claras. Solamente es posible identificar un exordio bien manejado, pues si bien no cae en la exageración emotiva como el presentador Carlos Loret de Mola, Maerker es cordial, pero concisa y mantiene una actitud jovial que mantendrá interesado al espectador.

Ahora bien, por ejemplo el tema más recurrido en los medios nacionales, incluyendo a 10 en punto, es sin duda la inseguridad reinante en las distintas entidades del país. El abordaje de estos tópicos es similar en los noticieros de televisión, radio e incluso medios impresos, pues en todos se presenta el elemento retórico de la peroración, el cual busca generar una percepción generalizada acerca de un fenómeno, en este caso, el narcotráfico es tratado por los medios con base en el perjuicio que generan las sustancias psicoactivas en los consumidores, los estragos sociales que causan las encarnizadas disputas entre los cárteles. A través de reportajes, documentales y simples notas informativas se ha testificado la violencia y sus devastadoras consecuencias en las entidades del norte y occidente del país, haciendo que la opinión pública sea generalizada y se repudie esta actividad y a todos los que se ven involucrados en este, sin considerar por ejemplo, las causas culturales que rigen en estados como Sinaloa y Nuevo León, en donde se crece con ideales arraigados en el colectivo social en los que esta práctica representa una forma de vida bien vista y aprobada.

Los argumentos empleados por Denise Maerker están ligados al pathos, pues buscan apelar al orden moral a través de juicios valorativos bien cimentados en las sociedades actuales, repudiando todo acto considerado perjudicial para el orden y la estabilidad del colectivo. Aunque bien es cierto, que toda esta lógica estructural se viene abajo cuando encontramos que la periodista se muestra distinta cuando se tocan temáticas de índole político, pues cuando se habla de notas referentes a personajes del mundo político, en especial de reconocidos miembros de la izquierda. Por ejemplo, en la emisión del martes 22 del presente mes, refirió que “una vez más, Andrés Manuel López Obrador volvió a ser el centro de la polémica”. Con este discurso simplemente reafirma su animadversión por el que ha sido la piedra en el zapato de los políticos corruptos de este país y para los medios que reafirman en estos sus intereses.

Es evidente que cuando la conductora toca temas acerca del gobierno federal o de alcaldes y gobernadores priistas o panistas, las intenciones discursivas, especialmente las kinésicas, cambian radicalmente, pues relaja la postura corporal y el movimiento de las manos se vuelve casi imperceptible, los rasgos faciales se relajan y el tono de la voz retoma la jovialidad. Incluso, curiosamente, cuando se hace alusión a eventos de corte negativo pero con repercusión nacional, se menciona la entidad federativa de los sucesos, pero se omite el nombre del titular, esto solo si se trata de un gobierno del PRI o el PAN, puesto que si recordamos los eventos acaecidos con los normalistas en Ayotzinapa, los noticieros de Televisa referían una y otra vez al entonces gobernador perredista como el responsable de la falta de seguridad en el estado, sin dar parte de la responsabilidad al gobierno federal y el ejército.

10 en punto es sin duda una buena propuesta en cuanto a la calidad audiovisual de sus reportajes, maneja una retórica de índole sociocultural y de conciencia ambiental. En cuanto a eso, no se le puede reprochar nada, sin embargo al abordar temas de la agenda política, todo se pierde, pues se caen en juicios poco sustentados en contra de unos y a favor de otros, lo cual es entendible si se recurre a personajes específicos que han tenido relevancia en la politización de los medios. ¿Les suena un tal Claudio X. González? Los partidarios políticos están tomando forma y Denise y Televisa han dejado claro que no le apuestan al cambio, a pesar de que defienden a ultranza a los grupos más vulnerables. ¿Un acto más de hipocresía?

Referencia

  • Leith, S. (2012)  ¿Me hablas a mí?: La retórica desde Aristóteles hasta Obama. Madrid: Penguin Random House Grupo Editorial
Anuncios

Un comentario sobre “La retórica pulcra, pero contradictoria de Denise

  1. Eduardo:
    Tu entrada me pareció muy buena. Incluir el análisis del movimiento corporal de la conductora del programa refuerza las hipótesis de cómo emplea los elementos retóricos que planteaste en los primeros párrafos.
    Pienso que al analizar a tu medio desde la retórica sirvió para dar un giro al monitoreo que habías hecho sobre los temas de agenda del mismo.
    Solo hay un punto que no me pareció muy preciso y que opino podrías tratar de esclarecer en próximas entradas (suponiendo que no lo hiciste en las pasadas, lo desconozco): ¿qué te hace asegurar que la conductora genera credibilidad en la población de edad mayor? Creo que lo explicas un poco con el argumento de que esas generaciones crecieron con los los medios de comunicación tradicionales, sin embargo, no queda muy claro y sin una explicación más certera podría estar de más.
    Te repito, pienso que fue una entrada muy completa.
    ¡Saludos!
    -Montserrat Antúnez Estrada

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s