Incongruencias desde la fe

Por Eduardo Martínez Pérez

Es innegable que la iglesia católica en nuestro país sigue siendo una institución que posee una capacidad de influencia en amplios sectores de la población, en especial en aquellos que difícilmente tendrán acceso a una educación crítica que les haga abrir los ojos ante una realidad que de por si es compleja para quienes somos afortunados de vivir en una ciudad, con todas las ventajas que conlleva, por encima de millones de nuestros connacionales que viven en comunidades alejadas, desprovistos muchas de las veces de los más elementales recursos y servicios que les brinden una vida digna. Ahora, imaginemos el grado de desinformación a la que están expuestas estas personas, las cuales son manipuladas a ultranza por instituciones gubernamentales y eclesiásticas, representando así, un elevado porcentaje de la población que se encuentra sometida a ideales dignos de la edad media, transmitidos por personas a las que respetan, temen y obedecen casi ciegamente: los sacerdotes católicos, los cuales no siempre emplean esta capacidad de persuasión en labores altruistas o verdaderamente humanitarias.

En cambio, en centros urbanos, ciudades cosmopolitas en las que la calidad de vida, el acceso a la información y el amplio criterio se gestan en mucha mayor medida, se manifiesta un fenómeno interesante, pues de a poco, los prejuicios y las ideas enconadas que tanto daño nos han hecho como humanidad en infinidad de contextos, han ido dando paso a la tolerancia, al respeto al prójimo, incluso, entre sectores de mayor rango de edad, los cuales fueron educados bajo una estructura más rígida y de mente cuadrada, en la que no era fácil decir lo que se pensaba. Por ejemplo, a nuestros padres y abuelos se les inculcó el valor de la familia, la cual según los cánones eclesiásticos, no permitía que las personas del mismo sexo contrajeran matrimonio, pues “iba contra la ley de Dios”. Este tipo de pensamientos, a pesar de haberles acompañado desde su infancia, de a poco, sale de su colectivo de valores, dejando entrever la búsqueda de una sociedad mejor en el sentido humano.

El semanario Desde la Fe, se ha caracterizado por ser una publicación de ideales totalmente conservadores, por no decir retrógradas, pues semana a semana sigue reeditando temáticas que generan ámpula en el seno social, pero estableciendo argumentos basados en la mera doctrina, sin ponerse a pensar más sesudamente de las repercusiones que pueden generar, incluso reproducen estos dogmas a manera de homilías o sermones que en lugar de ser congruentes y apelar verdaderamente a promulgar los valores que dicta la religión católica, se recurre a la intolerancia, siendo generalmente los altos jerarcas de la institución los que emiten este tipo de discursos que solo generan estereotipos y más discriminación.

A pesar de que el año pasado el eje central de las políticas temáticas de este semanario fueron cuestiones más de orientación ética y moral, es decir, promover la defensa a la vida, las buenas costumbres y la dignidad humana, por lo que cuestiones como la legalización del aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo fueron tendencia, así como las nuevas modas y su repercusión en los jóvenes. Se mencionó frecuentemente al reggaetón, estilo musical que no pueden ser tolerado porque “denigra a la mujer”. La premisa es válida, aunque pierde su valor cuando en este mismo medio se reafirman cánones bíblicos a partir de frases de corte machista como “la mujer debe servir a su hombre” o “las mujeres deben llegar vírgenes al matrimonio”, además de la promoción de ideas en contra de que la mujer decida sobre su cuerpo. Aunado a esto, en sus páginas, encontramos la evidente defensa de sus intereses, como la justificación de los diezmos y el ocultamiento de la corrupción y pederastia presentes en el clero.

Sin embargo, este medio de información religioso ha recurrido recientemente y cada vez más directamente a la cuestión política, en especial a cada acción de repercusión mediática e interés general que realiza el presidente de la república en conjunto con sus asesores. También, esta semana se criticó los estratosféricos presupuestos que reciben los partidos políticos para solventar sus campañas con miras a la elección de gobernador en el Estado de México, así como evidenciar la compra de votos llevada a cabo por el PRI en municipios con un alto grado de pobreza dentro de la entidad.

Para saber más: La iglesia lanza críticas a las campañas para gobernador en el Estado de México

Una vez más, su argumento es correctamente estructurado, justificado y basado en datos y hechos palpables y sin duda aceptados y compartidos por un alto porcentaje de la población mexicana. Sin embargo, resulta ajeno el análisis hacia dentro de la misma iglesia católica, pues existen arzobispos, sacerdotes y cardenales que a base de los donativos y limosnas de los feligreses generan ingresos mayores a los que deberían percibir.

Caso de desvío de fondos en iglesia

Por otra parte, es notorio que, como se mencionó en la primera entrada acerca de la relación Iglesia-Estado en este blog, el Partido Acción Nacional (PAN) históricamente ha tenido en la iglesia católica un pilar fundamental de su doctrina y sobretodo, un apaciguador, por así decirlo, de la población, pues recordemos que su fundador, González Morfín, fue un católico ultra conservador que vio reflejados sus ideales en esta institución, transmitiendo estos hasta la actualidad, a pesar de que el partido blanquiazul ha buscado a toda costa cortar cualquier intento de que se les relaciona con la cúpula clerical, sin embargo, como negar la relación que tienen el PAN y la iglesia. Por ejemplo, Guanajuato y Querétaro, dos entidades federativas con el mayor índice de creyentes católicos en el país, sean partidarios tan fervientes de Acción Nacional y conserven a ultranza costumbres morales bastante arraigadas que no encontramos a gran escala en la capital del país, que se caracteriza por una mayor presencia de ateísmo y una tendencia a las ideologías políticas de izquierda e ideas más progresistas.

Para saber más: El origen del PAN

El discurso del semanario Desde la Fe es totalmente compatible con la ideología de Acción Nacional y así lo ha dejado en evidencia, pues en fechas recientes, en las que han estado inmiscuidos más en asuntos políticos, no existe artículo, columna o nota dentro de la cual se haga una crítica acerca de los miembros del partido e incluso, en cuestiones coyunturales como la reforma energética y educativa que tratan en el semanario, en ningún momento se menciona el grado de culpabilidad que tienen los panistas en la aprobación de las mismas. Observamos entonces, que los blancos predilectos del máximo vocero de la Arquidiócesis Primada de México son el partido en el poder (PRI) y la potencial amenaza de izquierda (Morena), esto a pesar de que líderes de renombre como el padre Alejandro Solalinde Guerra han manifestado públicamente su apoyo al Peje.

Se concluye, que nos encontramos ante un semanario bastante pretencioso, que por un lado “encamina” al lector por principios éticos y se manifiesta a favor de las causas justas, pero que se empecina en imponer su ideología conservadora en una sociedad que ya ha superado esos obstáculos ideológicos, incluso su máximo líder, el papa Francisco, se ha manifestado a favor de las ideas liberales que tanto espantan a los religiosos mexicanos. Con esta mente cerrada, lo único que genera el clero nacional es desacreditarse aún más ante las nuevas generaciones que se manifiestan por el respeto a las diferentes formas de pensar, ser y actuar, dejando entrever que la iglesia católica actual es la misma del siglo pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s