Desconfianza hacia los constructores de la narrativa social

Por Karina López Gaona

Días después del asesinato de la periodista Miroslava Breach, el diario donde era colaboradora anunció que cerraría su versión impresa. Fue el director del Norte de Ciudad Juárez, Óscar Cantú Munguía, quien dijo que tras casi 30 años de circulación, el periódico cesaría debido a la ola de violencia, asesinatos y amenazas que imperan en el escenario para ejercer periodismo, especialmente en el norte del país. “No existen las garantías ni la seguridad para ejercer periodismo crítico, de contrapeso”.

Ricardo Alemán, en su columna publicada en Milenio, mencionó un día después del ataque a Breach que la intención del asesinato fue infundir terror y pánico en la comunidad periodística chihuahuense y parece que su conjetura tuvo cierta certeza después del anuncio de Cantú Munguía. Otra de las interrogantes que se plantea el opinador es: ¿A quién le importa la muerte de un periodista? “La respuesta es demoledora. No importa a nadie”, o  importa poco, debido a que constantemente se siembra una idea de odio o desconfianza hacia este nicho profesional.

Dicha problemática también se puede presenciar a nivel internacional, por ejemplo, la promoción de una imagen de recriminación de los periodistas por el mandatario estadounidense Donald Trump, esto expresado en su referencia a las fake news o en la manera en que sólo concede entrevistas a ciertos medios de comunicación y discrimina a otros.

Quizá la conjetura que expuso Ricardo Alemán cobra sentido, pues tal vez si la ciudadanía tuviera mayor interés por este nicho, exigiría rendición de cuentas a las autoridades en torno a los actos que se comenten hacia los profesionales.

La interrogante que se plantea es ¿por qué la muerte de un periodista no importa? Con base en el pensador Robert Ferguson, en Los medios bajo sospecha, esta pregunta puede obtener varias respuestas. En primer lugar, existe una creencia que apela a que los medios de comunicación distorsionan la realidad, pero ¿cómo lo harían?

Cada uno de los medios de comunicación tiene una propia posición de enunciación, o bien una línea editorial que guía o delinea un camino para la producción de discursos mediáticos; es decir, se hace una representación de la realidad material, cada uno desde su perspectiva y se pone la información a consideración del público. Asimismo, de acuerdo a lo anterior, los medios establecerán una agenda mediática de los temas a debatir,  la retoma de algún hecho en detrimento de  otro no es sinónimo de manipulación o engaño.

En otros términos, cada medio de comunicación o profesional del periodismo guía su labor informativa con base en un marco ideológico, un proceso  en el que se da sentido a un entorno, situación social o identidad, aquí se brinda un repertorio de posibilidades para  construir significados a partir de una gama de situaciones y contextos, siempre guiados por la tradición realista.

La idea de engaño o manipulación atribuida a los comunicadores y a las instituciones donde laboran también se refuerza con las dinámicas de comunicación del siglo XXI. Como antecedente, hay que mencionar que antes los espacios informativos se ceñían al duopolio televisivo, a las radiodifusoras o a la prensa escrita; sin embargo, con el advenimiento tecnológico y la disminución de la brecha digital, las posibilidades son mayores.

Internet es un espacio virtual donde cualquier persona podría crear su propio medio de comunicación o puede expresar su opinión respecto a cualquier acontecimiento; quizá, los ciudadanos ven el ciberespacio como un lugar en el que su idea de  manipulación y engaño de los medios de comunión es paleada, pues éstos tienen la posibilidad de buscar sus propios contenidos y opinar públicamente sobre ellos. Pese a que los medios de soporte tradicional – como la prensa, televisión o radio- se han adaptado a la era digital, difícilmente se puede afirmar que éstos son los medios informativos de las personas.

En términos posmodernistas, las dinámicas informativas online se basan en la fragmentación, lo anterior derivado de la manera en que los usuarios navegan en la red, pues los mecanismos de dispersión – como el culto por la inmediatez y lo nuevo- pocas veces les permite un comportamiento analítico o profundo. Quizá, la falta de importancia del nicho periodístico deviene de que muchas veces los cibernautas se informan con base en el feed de sus redes sociodigitales, con la mera lectura de titulares. En otras palabras, los profesionales del periodismo no son vistos como un referente informativo proveedor de un discurso “verdadero” y por ello no se consulta su trabajo o éste es indiferente a causa de los mecanismos de rapidez.

Como una última perspectiva que podría explicar la falta de importancia de los ciudadanos hacia los medios, es que no existe un colectivo de identificación entre la comunidad mediática y la ciudadanía; se observa un mecanismo de exclusión y  muchas veces la simpatización con los periodistas sólo se da por miembros de su propio nicho. Un ejemplo de identificación es el caso Ayotzinapa, donde principalmente padres de familia y estudiantes se manifestaron al respecto al exigir justicia y unirse a la causa. En este caso no existe algún punto de convergencia entre este grupo profesional y la población mexicana.

Si bien toda la información periodística es editada y produce discursos verosímiles, esto no quiere decir que se falsean los hechos, sino se trata de un principio narrativo de presentación. No obstante, bajo el supuesto de la manipulación y el engaño, pareciese que la ciudadanía cree que los medios de comunicación y periodistas -que son los enunciadores de una realidad material- transgreden con uno de sus valores dominantes: la confianza.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s