Inclusión indígena

Por Berenice Santos

Según la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), hasta el 2005 en México 9.8% de la población era indígena. Lo que representa una gran minoría. En la entrada pasada, se abordó cómo tratan los medios de comunicación a la CDI y es poca la cobertura que se le da. Sin embargo,  ¿qué está pasando con los indígenas actualmente? ¿por qué ya no aparecen en los medios?.

El investigador Federico Navarrete en su obra Las relaciones Interétnicas en México (2004) afirma que : “Lejos de hacer desaparecer a las culturas indígenas, los mexicanos debemos reconocer su valor y ayudarlos a sobrevivir y prosperar. Para que eso se logre, México debe ser definido como una nación multicultural y pluriétnica en la que los indígenas ocupen un lugar equivalente al que tienen los mestizos”. Y para ese desarrollo se necesitan políticas de inclusión indígena.

Ya en México existen instituciones encargadas de generar dichas políticas de inclusión, como se mencionó  la CDI, misma que ha sido evidenciada por no cumplir sus funciones. Otras como la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México (CDPIM), que se encarga de realizar investigaciones. Sin embargo, en lo que va del año solo hay una nota en Tabasco Hoy, dónde se resalta que Tabasco sigue con un estadío de rezago social medio.

Por otra parte, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) el cual cuenta con boletines de prensa. Y sus acciones están más presentes en los medios como Huffington Post  y en Crónica, y se resaltan los programas y apps que genera para rescatar las lenguas.

Las instituciones encargadas de generar políticas de inclusión indígena, aparecen muy pocas veces en la prensa. Y la razón es que no están generando acciones en sí mismas. Bien lo afirma Robert Ferguson, “lo que debemos reconocer es que siempre hay una relación entre los discursos y el mundo material, y que los primeros tienen un impacto considerable en nuestra relación con el segundo”.  Es decir en cuanto a las instituciones, no hay notas porque en el mundo material  no se han generado políticas de inclusión y en el impacto en cierta forma los indígenas son excluidos en los medios, y no se sabe que pasa con ellos, al menos en la prensa hegemonica.

El contraste

Sin embargo, existen medios que denuncian y retratan  mediante reportajes  que está pasando con los indígenas, y evidencian la ineficiencia de las políticas de inclusión. Los medios en que aparecen son meramente especializados como la revista de periodismo de investigación  Contralínea, el suplemento semanal Ojarasca de La Jornada, la revista mensual México Social  y Proceso.

Por ejemplo, en Contralínea se les da voz a los indígenas desde un ámbito de denuncia. Hace unos días el 4 y 5 de Abril, la comunidad purépecha vivió un acto de represión y la revista lo documentó.  Asimismo en  Ojarasca con los textos Los raramuri morir danzando, el cual explica la migración de los indígenas a causa de la violencia por el narcotráfico; y, Quién protege a las comunidades mayas, reportaje que muestra la lucha de los mayas contra los cultivos transgénicos.

Finalmente los indígenas tienen sus propios medios como radios y prensa comunitarias, y los medios de independientes de izquierda como Regeneración, Avispa Midia, Radio Zapote fundada en la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Son medios que reproducen los comunicados de las organizaciones indígenas y denuncian la violación a sus derechos humanos.

Anuncios

Un comentario sobre “Inclusión indígena

  1. Hola, Berenice.
    Me parece que tu texto tiene una buena estructuración acerca del tratamiento que dan los medios al tema de los indígenas. Es oportuna la información que presentas al inicio del análisis, ya que nos ofrece una manera de contextualización al tópico humanista de los pueblos originarios de México.
    El escrito contiene datos concretos que aportan a la comparación y distinción entre los mismos medios en cuanto al empleo de este tipo de cuestiones.

    Únicamente cabe añadir que en el cuarto párrafo la sintaxis no está completa, debido a que no hay concordancia con lo que se dice en la primera oración y después del punto. (Y uno o dos acentos)

    Es todo. Saludos.
    Adriana Arellano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s