Hechos noche en la caverna

Por: Arellano Cruz Adriana Cecilia
Los medios de comunicación mutan, cambian y se transforman. A raíz del crecimiento del avance tecnológico, los distintos portales de noticas adaptan la información periodística recabada durante la jornada y la ajustan a las distintas plataformas comunicativas que tienen a su disponibilidad, todo esto para el mayor y mejor disfrute de su audiencia. Los contenidos son moldeados de acuerdo a las posibilidades que cada noticiario tenga a su alcance respecto a su materialidad, ya sea prensa escrita, radiofónica, en Internet o televisiva.

La televisión ha pasado por distintos procesos de reajustes en sus formas y composición a la hora de su transmisión, con la finalidad de aumentar la experiencia del espectador y que concuerde positivamente con la programación presentada. En este caso, Hechos Noche con Javier Alatorre es emitido en un espacio televisivo, en el que desde hace varias décadas no han cambiado drásticamente el formato en el que presentan las noticias.

A pesar de la fuerte presión competitiva que someten a la televisión, principalmente medios como Internet, poco se ha visto de la adecuación de este receptor para mejorar y abrir las puertas a la tecnologización global que tanto se ha impregnado en las dinámicas informativas hoy en día.

Sí, existe la presencia de plataformas socio digitales en la pantalla chica en el horario nocturno de las diez. Sin embargo, la estructura del programa únicamente permite que redes sociales como Twitter, Facebook o Instagram se ocupen de manera pasajera sin mayor trascendencia, esto como un recurso más de complementar la información antes mencionada en la nota del día y no como un modo de mayor interacción con el televidente.

La utilización de recursos tecnológicos en este noticiario quedan escasos (por no decir nulos) en comparación con otros medios informativos, donde ocupan sitios web como los antes mencionados para incrementar la comunicación entre emisor-receptor. Las páginas de fans en Facebook funcionan como un enlace entre el público y los productores, y esto ha servido para mejorar o simplemente hacer sentir a la gente como parte de la programación. También un servicio que ayuda a la visualización de una programación, no sólo por la televisión, sino que por diferentes gadgets (Internet de las cosas) es la la transmisión vía streaming para llegar a un mayor número de audiencia posible.

A pesar de todo lo mencionado anteriormente, Hechos Noche no tiene la menor preocupación por la extensión de sus emisiones. No cuentan con una página en Facebook, ni siquiera Javier Alatorre. No tienen una cuenta de Twitter, y bueno, ni hablar de un espacio en Instagram. Eso sí, Alatorre hace uso de esta plataforma, sólo que no tiene mucha actividad, y la mayoría de sus publicaciones son de carácter personal. La página web de Azteca Noticias no está actualizada de manera constante, carece de pies y cabeza en cuanto a diseño, no es de fácil accesibilidad a la información requerida y es de difícil navegación.

Con todo esto, parece ser que Hechos Noche se resiste a extender su “fuerza informativa” y expandirse al terreno de la Internet. Tal parece que Alatorre se rehúsa a migrar a las nuevas tecnologías, o la pregunta que sale a flote es ¿de quién es la decisión de quedar rezagado en la era de las cavernas?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s