La cuestión LGBTI

Por Berenice Santos

La comunidad LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales,Transgénero e Intersexuales),  es un grupo minoritario en México, y por lo tanto vulnerable. Según la última  Encuesta Nacional Contra la Discriminación (Enadis) del 2010, 43% de las personas lesbianas, homosexuales y bisexuales considera intolerante a la policía mexicana; 42% de mujeres trans, 38% de hombres trans y 39% de mujeres lesbianas expresan haber sido víctimas de discriminación en el espacio público.Ante tales cifras, ¿cuales son las políticas públicas? ¿cómo se tratan en los medios?.

Una de las instituciones encargadas de generar políticas públicas de inclusión es la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), misma que define a la discriminación como:

“ la negación del ejercicio igualitario de  libertades, derechos y oportunidades para que las personas tengan posibilidades iguales de realizar sus vidas.  Es decir, la discriminación excluye a quienes la sufren de las ventajas de la vida en sociedad, con la consecuencia de que éstas se distribuyen de forma desigual e injusta. La desigualdad en la distribución de derechos, libertades y otras ventajas de la vida en sociedad provoca a su vez que quienes son sujetos a ésta son cada vez más susceptibles de ver violados sus derechos en el futuro.”

Actualmente la Ciudad de México es de las pocas entidades en las que existe avance respecto a garantizar los derechos de la comunidad LGTBI. El 2014 Enrique Peña Nieto estableció el 17 de mayo como el Día Nacional de la Lucha contra la Homofobia, asimismo se promovió el Programa Nacional para la Igualdad y no Discriminación 2014- 2018, también es legal el matrimonio de personas del mismo sexo.

Sin embargo, las políticas de inclusión no han sido eficientes. Y más que aparecer avances en  los  medios de comunicación, aparecen retrocesos, por ejemplo, tan solo el año pasado se registraron  60  homicidios a personas transgénero. Por otra parte surgió el el Frente Nacional por la Familia (FNF),  movimiento con una ideología conservadora que pone resistencia  la diversidad sexual. Pues según la Conapred

“El resto de las formas de sexualidad aparecen como incompletas, perversas y, en algunos casos, como patológicas, criminales e inmorales. Lo anterior provoca una respuesta de temor al riesgo imaginado desde el prejuicio dogmático e intolerante, que en última instancia se traduce en desprecio, odio y rechazo.”

Esa ideología sigue impregnada en la sociedad mexicana, según Milenio el Frente Nacional Por la Familia, buscará incidir en las propuestas de los candidatos por la gobernación del Estado de México. No obstante, ninguno de los candidatos (Delfina Gómez, Alfredo del Mazo, Josefina Vázquez Mota), ha utilizado ni mencionado en su discurso a la comunidad LGTBI, al parecer los están excluyendo o simplemente no va hacia ellos su voto duro, porque bien se sabe son una minoría. Solo utilizan el discurso de acabar con la inseguridad y la corrupción.

Asimismo, a propósito de las próximas elecciones presidenciales del 2018,  el  medio Huffington Post publicó El decálogo LGBTI que debería firmar cualquier candidato en 2018. en el que hace una crítica al discurso de los candidatos, mismo que excluye a  la minoría LGTBI. Se menciona que deben crear políticas de inclusión y comenzar a observar la magnitud del problema de la discriminación.  

A modo de reflexión, el psicoanalista Gérard Wajcman, en El ojo absoluto (2011), afirma que: “la videovigilancia contiene en, su lógica un solo ideal: ¡Todos vistos! Por eso, no ser visto pasa a ser una excepción y tiende a convertirse en un proceso distintivo, segregativo de exclusión o de marginalidad sospechosa. No ser visto es esconderse: ahora bien ¿Por qué alguien se esconde?”.

Desde está lógica se tomará como analogía  la cuestión de la comunidad LGTBI. Los candidatos políticos tanto de gobernación del Estado de México, como de la Presidencia de la República, no han mencionado en su discurso a dicha comunidad , es decir la están excluyendo desde el discurso mismo. Sin embargo, la pregunta es ¿por qué los esconden?, como ya se mencionó esto corresponde a  una ideología conservadora mayoritaria de la ciudadanía. Se puede recordar las fuertes críticas que tuvo Enrique Peña Nieto, por la iniciativa de legislar el matrimonio igualitario en todo el país, hubo desacuerdos desde el poder legislativo, hasta la población  misma con el  levantamiento del FNF. Como es evidente el discurso de favorecer a la diversidad sexual,  es un tabú, aún no está  legitimado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s