Javier Solórzano como moderador

Por Johan Corona Trejo

En el primer debate correspondiente a las elecciones para la gobernatura del Estado de México, Javier Solórzano fungió como moderador. En términos generales se podría decir que se limitó a dar instrucciones previas al inicio, indicar cuando el tiempo de cada participante culminaba y dar pie a cada fase del mismo.

No tuvo mayor protagonismo. Lo cual fue lo más cercano al ideal. Donde sólo debería ser un intermediario, llevar el suceso lo más ordenado posible y acorde a lo establecido.

Quizá el momento donde tuvo mayor participación de la necesaria fue cuando el candidato del Partido del Trabajo, Oscar González Yáñez en una de sus intervenciones finales, mostró una hoja donde invitó a los demás contendientes a poner su rúbrica en el documento. “Firmemos un documento donde nos comprometamos todos los candidatos que estamos aquí a que en dos años si no has cumplido todo lo que dices, pongas a disposición tu cargo”, comentó el candidato  en torno al pueblo del Estado de México.

Cuando finalizó su participación, Javier Solórzano tomó la palabra y bromeó en torno a la propuesta, al señalar que ahí estaba el reto.

Un poco atrás y cuando el segundo tema: Combate a la corrupción, era el hablado; visualizó como “estar buena” la réplica debido a la forma en la que se había desarrollado hasta ese momento el rubro.

A excepción de estos momentos, el moderador únicamente indicaba el formato el debate, cortaba las intervenciones cuando culminaba el tiempo, explicó la dinámica (al inicio indicó que fue propuesta de los propios partidos que fuera así), daba la palabra y agradecía.

Josefina Vázquez Mota por el PAN; Alfredo del Mazo, PRI; Juan Zepeda Hernández, PRD; Delfina Gómez, MORENA y María Teresa Castell de Oro Palacios como candidata independiente, fueron los participantes en este debate.

Concluyó el evento y Javier Solórzano agradeció a los presentes para finalmente invitarlos al siguiente debate, al cual agregó importancia al señalar que así los votantes podrían votar en libertad.

Por otra parte, hasta el día de hoy él no ha publicado algún texto de opinión en su página de internet; dudo si lo puede realizar o no por el hecho de haber sido moderador.

Es necesario regresar a las publicaciones anteriores en sus redes sociales para encontrar información en torno al debate, en las cuales avisaba el papel que fungiría e invitaba a seguir el suceso mediante su portal.

Hubo interacción tanto en Facebook como en Twitter con mensajes a favor y en contra. Salvo eso no hay otras publicaciones sobre el tema.

El actuar de Javier Solórzano como moderador fue el adecuado en general durante todo el debate; imparcial y como el hilo conductor del suceso; similar a lo que ocurre de cierta forma en su noticiario. Y muy distinto a cuando emite su opinión en sus textos. Por lo cual, considero una elección apropiada, así como un buen accionar al diferenciar cada puesto y cada medio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s