¿Qué?

Por Eric Ramírez. 

¿Qué define la agenda?

Un día es un recuento de las mejores películas de Disney y por qué han marcado la infancia y el desarrollo a través de sus contenidos, que bueno o no, remontan al lector a recordar lo que es la gran empresa de la industria cultural llamada economía global. Otro día hay un recuento completamente posmoderno acerca de las mejores religiones alternativas, muchas de las cuales tienen su origen en la ciencia ficción y pasaron a formar parte de la cultura general.

El qué, viene a significar de dónde sacan los temas y cuál es la diferencia con un blog cualquiera que hace textos con ortografía acerca de diferentes temas undergarund y de los que nadie habla. Esa sería una revista que basará sus textos en lo que nadie conoce o en lo menos popular.

JotDown comenzó con la creencia de que los usuarios harían la agenda de la revista, puede que sea cierto, porque mantiene la esencia en tomas concretos: la importancia de la historia contada a través de artículos; la añoranza del pasado y de las series o películas que alguna vez fueron un éxito y que hoy las encontramos en departamentales a un bajo costo; la constante mención a Disney y todo su universo (Sobre todo / incluido StarWars); la re personificación de personajes antiguos a través de analogías con la cultura mainstream, entre otros.

Por ejemplo, esta semana la revista española hizo un listado acerca de las mejores interpretaciones musicales en películas de los 80, 90 y 2 mil. Sobre todo, hasta dos mil diez, que es el año donde termina la década pasada. Con lo que he seguido hasta ahora podría afirmar que, si fuera 2027, LaLaLand estaría en el listado, porque su época mainstream pasó de moda.

La revista vive de eso, de la añoranza a lo pasado. No sólo en un sentido exagerado de que en la actualidad no hay contenido bueno o de calidad. Sí lo hay y cuando es necesario se enfocan en los temas. Lo hicieron con la película mencionada y de forma profunda. Sí, alagándola y entregándole todas y cada una de las letras del texto a la grandeza (que el artículo maneja) sobre la película.

Parece imparcial, lo es, de hecho. Pues más que una reseña, es un análisis de lo que la película significa y lo que causo en el autor del texto, Pedro Torrijos. Incluso, ha sido una de los textos con más comentarios en la página de la revista. También uno de los textos más compartidos.

Lo que lleva a mi siguiente punto, si fue tan exitosa esa entrada, por qué no hacer más textos mainstreams que generen más visitas y más lectores. Si bien, los artículos históricos han sido un pegajosos, sobre todo cuando mezclan personajes mediante analogías, no han tenido la respuesta de estos artículos. Incluso los de Disney y StarWars tienen este tipo de respuesta.

Si la agenda la definiera el público, tendían artículos completamente enfocados en temas de actualidad, temas que a la comunidad de España le interesan. Ya sean políticos o culturales e inclusive deportivos, donde también han mostrado afinidad a lo que es el futbol inglés, a través de los textos. Más que al futbol español, donde ni siquiera hablan de las máximas figuras: Cristiano y Messi.

La publicación si toca temas maestreams, pero se esfuerza, a la vez por quedarse en una línea cultural, histórica, educativa y que deje algo más que una anécdota o un texto fácil de olvidar después de haber cerrado la pestaña. JotDown se enfoca en algo más allá de la superficialidad a la que los usuarios están acostumbrados, no hay infografías ni videos resumen.

El contenido multimedia que utiliza a revista se enfoca en un auxiliar o en un ejemplo concreto de lo que el texto se refiere. Es a su vez, una forma de agrandar lo texto y podría decir, una forma correcta de cambiar la plataforma del papel a una completamente digital. Es más, es de las pocas revistas que hacen el cambio de soporte sin perder su esencia. La página en blanco contrasta con las pequeñas letras negras y lo audiovisual es un ruido, pero necesario.

Qué define la agenda, es la pregunta. La respuesta es que su línea está enfocada en un tema de cultura y aprendizaje que basa sus textos en la industria meinstream para el mejor entendimiento de los contenidos teóricos, más no los ejemplos. El ejemplo de toda la vida es: estudiar la política a través de los errores que cometió la nueva República después de destruir la segunda estrella de la muerte y al emperador.

De hecho, esta forma de escribir a partir de lo que ya no está de moda, es un espejismo para que el usuario crea que lee una revista undergraund o alternativa, sin embargo, es todo lo contrario, pues está citando lo más mainstream que hay en el menú y lo revaloriza para el mercado. Lo vuelve a posicionar de cierta forma. Mantiene viva su esperanza de seguir en la agenda.

Eso define la agenda, la relación que el tema pueda tener con el ejemplo mainstream que haya en el mercado. Sobre todo si tiene que ver con Disney.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s