Tamaulipas, tiempo de todos

Por Luna Ruiz S. Eduardo

Sin duda el eslogan del estado de Tamaulipas no puede ser más acertado , pues conforme a las diversas situaciones que se viven como las luchas por controlar esta entidad entre los grupos de narcotráfico y los grupos de defensa han creado que Tamaulipas sea, en efecto, tiempo de todos.

     Con mencionar “tiempo de todos” hago énfasis en que las constantes luchas, enfrentamientos armados, cateos, detenciones, entre más son turnadas entre estos dos actores; es decir, hoy (como grupo de defensa) actuó en contra de mi adversario (grupo de narcotráfico) para que después los roles cambien y sigamos en el juego de primero me atacaste para que después yo te ataque. Por eso es tiempo de todos, donde a cada uno le toca un turno para actuar en contra del otro.

      Tamaulipas ha sido manejado por los diversos medios de comunicación, desde hace unos meses atrás, como un estado en el cual el narcotráfico y las cuestiones de violencia se han vuelto cada vez más preponderantes; se han llegado a dañar a familias, negocios, bienes materiales e inclusive a los grupos empresariales. En el periódico Excélsior se hace mención que un grupo de empresarios (gerentes de grandes cadenas comerciales, presidentes de cámaras de comercio) fueron convocados para que se hiciera el análisis del impacto de la economía estatal a consecuencia de la violencia que se vive en el estado.

     Lo interesante es ver las consecuencias que se han dejado a por causa de la violencia y los enfrentamientos. Las afecciones no sólo se han dirigido en primera instancia a los habitantes sino que ahora se está afectado a la economía. Los empresarios se han visto en la idea de suponer que si la situación llega a continuar de esa manera la economía local se verá con severas afectaciones. Esta suposición surge tras las acciones que se han efectuado por los transportistas que han decidido frenar las corridas y dejar de suministrar recursos para localidad provenientes de la zona centro y de Nuevo León.

     Estos empresarios piden al gobierno que efectúen y se coordinen acciones para que se restablezca la paz y el orden de una manera eficiente. En esta petición que hace de parte de los grupos empresariales hacia el gobierno podemos encontrar inmerso el término de “presuposición” del que habla Oliver Reboul en el libro de Lenguaje e ideología. 

     El presuponer es un elemento que no se encuentra afirmado por el enunciado pero que es preciso admitir para que el enunciado para que el enunciado tenga sentido, de acuerdo a Oliver Reboul. Retomando esta postura se puede entonces decir que la petición lleva implícita una presuposición; pues bien se pide que se efectúen acciones acciones para el restablecimiento de la paz ¿Cuál es la presuposición? Considero que es la no mención que el gobierno no ha sabido poder controlar el narcotráfico y la violencia, que sus planes hasta la fecha no han sido logrados ni han tenido beneficios algunos para la paz, esa es la presuposición.

     Esta presuposición lleva consigo una carga de ideología por parte de los grupos empresariales ya que para ellos estas afecciones y molestias no son demandadas con el fin de hacer que se termine está disputa entre los grupos militares y los grupos de defensa, sino que se demanda con el propósito de hacer que sus bienes, sus empresas, productos y su economía se mantengan en pie y no lleguen a sufrir algún desplome económico.

    Por otra parte se hace mención, con base en un estudio realizado por el Colectivo de análisis de la seguridad con democracia (incluido en el atlas de la seguridad y la defensa de México 2016), que el estado de Tamaulipas se encuentra siendo dominado y controlado por los grupos de narcotráfico; esto pese las medidas implementadas por el gobierno. Los grupos que más dominan el en estado de Tamaulipas son el cártel del Golfo y los Zetas.

     En la nota periodística se hace mención “el estado se encuentra visiblemente militarizado quién tiene el control el control de las actividades es el cártel del Golfo y los Zetas”. Con el control se refiere a las cuestiones de la economía, política y vida social de la misma población. Los medios de comunicación al informar sobre las cuestiones que ocurren en este estado y mostrar imágenes sobre los sucesos es claro que están dándole esa visibilidad y lo están legitimando como un estado que sí o sí cuenta con grandes y severos problemas de violencia y narcotráfico.

     La notas con referencia a el narco y el estado de Tamaulipas se ven inmersos en cuestiones de connotaciones, que en esta ocasión las connotaciones generan ver al estado como uno de los más afectados y en donde las disputas y la lucha por el poder no han llegado a ningún objetivo en sí. Sólo se han dejado afecciones. Es por esto que las disputa se seguirá dando y Tamaulipas será el tiempo de todos, en donde cada uno podrá integrarse a los grupos de narcotráfico y tener su tiempo de ser líder en narco para después ceder el tiempo a la fuerza del gobierno para querer controlar y después que sea el tiempo de enfrentamiento como se ha visto hasta fecha. “Tamaulipas, tiempo de todos; en donde cada uno tiene su turno…”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s