Ciudad Universitaria se tiñe de rojo

Por Sahian Cruz Arrieta

Después de hallar el cuerpo inerte de Lesvy Berlín Osorio en una caseta telefónica dentro de Ciudad Universitaria, después de la noticia que sacudió los medios por tratarse de la máxima casa de estudios, por involucrar la violencia que se vive en el país en un territorio donde la escala de valores se encuentra en primera instancia; las opiniones, notas, columnas y demás no se hicieron esperar.

En una universidad donde poco a poco se ha ido observando que la inseguridad se instala en ella, donde algunas facultades cuentan con botones de pánico, donde de antemano se sabe cuáles son los puntos de distribución de droga; el feminicidio contra Lesvy Berlín Osorio, dejó correr el río caudaloso de realidad. Imagen relacionada

Según Univisión, durante 2015 se cometieron 2 mil 555 feminicidios en México, lo que ya indica que ser mujer en esta nación es un peligro. En primera instancia tenemos las publicaciones de Twitter de la Procuraduría General de la Justicia (PGJ), donde se desvirtuaba a la mujer porque “su madre y novio aseguraron que ella ya no estudiaba desde 2014, y dejó sus clases en CCH Sur, donde debía materias”.  Así mismo informaban que “el día de los hechos, la pareja se reunió con varios amigos en CU, donde estuvieron alcoholizándose y drogándose”.

Por otro lado, las disculpas del rector Enrique Graue por no poder garantizar la seguridad de la universidad. En el pronunciamiento deja de lado la cuestión de un feminicidio y lo deja en una muerte; le da su pésame a la familia de Lesvy Osorio y refrenda su compromiso con la máxima casa de estudios.

Resultado de imagen para marcha por lesvy en cuCon el hashtag #SiMeMatan, cientos de mujeres expresaron (refiriéndose a las publicaciones de la PGJ), que si las  hallaban muertas, se pensaría que era por las actitudes y acciones que día con día desempeñaban. “´#SiMeMatan la culpable seré yo, porque en México un feminicidio es consecuencia de mi figura, estatura, estilo de vida y forma de pensar´. ´#SiMeMatan dirán que era una puta, una desubicada, que me gustaba viajar sola, que mejor me hubiera quedado en casa´”, fueron algunos de los tuits que se leyeron en plataformas digitales.

Sin embargo, una de las situaciones más preocupantes, es que la culpabilización de la víctima sí opera así, que detrás de cada tuit se esconde la veracidad y el temor de entrar en la cifra de muertas en el país. Porque la ideología de nuestro país es machista, pues las cifras de violencia de género siguen siendo alarmantes. Prueba de ello son las declaraciones iniciales de la PGJ, donde las actividades de Lesvy fueron el camino para luego ser hallada sin vida dentro de Ciudad Universitaria.

Lamentarse y repudiar el acto funcionan como paliativos a una situación que urge ser atendida, que grita que no son suficientes los botones de pánico, ni las campañas de He for She donde la UNAM está inmersa. Es justo en esta línea discursiva de apelar al pathos, donde el rector condolece ante la familia, donde hace énfasis en la violencia que vivimos y que toca mayoritariamente  a las mujeres, donde reafirma su compromiso para “combatir actos de violencia, de delincuencia, arbitrariedades e impunidad”.

El viernes cinco de mayo se convocó a una marcha dentro de Ciudad Universitaria como acción ante el siniestro y la violencia de género. Las pancartas exigían visibilización y resolución del problema, los cantos gritaban rabia de una sociedad que normaliza la violencia, que la disfraza y la deja pasar.

El tratamiento mediático que se le dio a todo el proceso, fue con falta de rigor, ya sea por cuestión de tiempo o por falta de investigación. Entre lo que más destacResultado de imagen para marcha por lesvy en cuaba en las notas era la condición de juventud de Lesvy, su situación amorosa, económica y social. Por otro lado, el tratamiento de las tendencias en redes sociales y la marcha del viernes, culminó en la renuncia de la Titular de Comunicación Social de la PGJ, Elena Cárdenas.

Si bien los tuits que lanzó la PGJ respecto a la vida privada de Lesvy fueron eliminados al poco tiempo, los medios y los usuarios de redes sociales hicieron énfasis a la culpa que recae en la víctima y la carente búsqueda de un responsable.

Fuentes de consulta:

El Universal, “Renuncia vocera de la PGJ tras ´tuits´ de caso Lesvy”. [en línea] disponible en: http://www.eluniversal.com.mx/articulo/metropoli/cdmx/2017/05/8/renuncia-vocera-de-la-pgj-tras-tuits-de-caso-lesvy

El País, “Las Pumas” [en línea] disponible en: http://elpais.com/elpais/2017/05/07/opinion/1494171200_744918.html

Milenio, “Tras tuits de Lesvy, renuncia titular de comunicación de la PGJ” [en línea] disponible en: http://www.milenio.com/df/lesvy-pgj_tuits-ciudad_universitaria-feminicidio-elena_cardenas-comunicacion_social_0_952705084.html

Vice, “#SiMeMatam: qué hay detrás del feminicidio en Ciudad Universitaria”. [en línea] disponible en: https://www.vice.com/es_mx/article/simematan-que-hay-detras-del-feminicidio-en-ciudad-universitaria?utm_source=vicetwmx

Fusión en Español “#SiMeMatan: Cuando las autoridades culpan a la víctima” [en línea] disponible en: http://fusionespanol.kinja.com/simematan-cuando-las-autoridades-culpan-a-la-victima-1794975593?utm_source=Facebook&utm_medium=Social&utm_campaign=JR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s