El lenguaje ideológico en el catolicismo mexicano

Por Eduardo Martínez Pérez

Por ideología, se entienden una serie de valores, preceptos y pensamientos que son construidos a partir de vivencias y aprendizajes, que a su vez están sustentados en construcciones argumentativas que les dan sentido, congruencia y solidez, justificando así su preservación y diseminación entre un conjunto social definido. Es así, como en el caso de las instituciones, se defienden determinadas acciones, aunque estas en muchas ocasiones, atenten contra la integridad de sectores vulnerables o bien, manipulen de tal manera a la población, con tal de obtener beneficios.

De esta manera, es como los miembros del poder político y las organizaciones religiosas, principalmente la católica, han introyectado sus respectivas ideologías, siendo los discursos que apelan a la emotividad y empatía sus principales armas de convencimiento. Es por este motivo, que las campañas electorales del Estado de México han tomado un rumbo moralista en el cual no solo se exhiben las fallas de los candidatos en sus respectivas carreras políticas, sino que también se apela a los spots que resaltan honestidad, pero sobretodo empatía, solidaridad y cierta cercanía de los candidatos con el pueblo, buscando asumirse como uno más de ellos, como alguien que gobernará de cerca y no en oficinas exageradamente custodiadas.

Del otro lado de la trinchera, se encuentra el clero. En este caso, hemos dado un seguimiento a lo que tanto altos mandos como sacerdotes han enunciado y como buscan repercutir con estos entre sus creyentes. En los últimos días, se ha continuado con esta tendencia de opinión en materia social pero siempre mencionando de manera indirecta a los grupos políticos, recurriendo no solamente a la función referencial de la lengua, pues más allá de explicar un contexto, la iglesia recurre a conmover, a buscar gestarse como un componente más de los que padecemos la situación de injusticia, violencia o desigualdad, es así como la función apelativa sale al quite.

Un ejemplo claro es que continuamente se hace mención de los ministros y sacerdotes asesinados en Veracruz, buscando crear un lazo de comprensión de la situación de manera directa con la sociedad. También, se ha ido tejiendo una crítica de parte de la institución hacia la poca preocupación que manifiesta el poder político ante la ola de feminicidios que aquejan a entidades como el Estado de México, clave en la agenda política de este año. También, abordan el tema de actualidad en cuanto a seguridad pública en el país, las tomas clandestinas y el robo de combustible a gasoductos de PEMEX en Puebla. El enfoque ideológico de la iglesia acerca del grupo que perpetra estos actos ilícitos, los llamados “Huachicoleros”, es interesante, pues más allá de juzgarles, profundizan en las causas y el abandono en el que los gobiernos poblanos tienen a su gente, orillándoles a ganarse la vida de formas incluso ilegales. No justifican los actos, pero tampoco los denostan totalmente.

Como menciona Olivier Reboul en su texto “Lenguaje e ideología”, lo que es considerado “sagrado”, también tiene una connotación de poder bastante fuerte entre las personas. Define como “poder” lo siguiente: “Toda dominación durable del hombre sobre el hombre, que se apoya, ya sea sobre la fuerza, ya sobre la legitimidad, lo que le permite hacerse obedecer sin tener que imponerse violentamente a cada paso”.

A lo largo de los tres siglos de dominación española en lo que ahora es nuestro país, se instituyó a base de un proceso de evangelización constante, no solo a partir de la instauración de un sistema que diera sentido a las nuevas figuras de culto equiparándolas en su parecido fisionómico y místico a los ídolos de las culturas prehispánicas (la virgen de Guadalupe y la diosa Tonantzin), sino en especial a la represión brutal que se tenía contra aquellos que no se rendían ante el nuevo dogma de fe. Recordemos a la santa inquisición y sus métodos medievales de tortura y castigo.

Es decir, el poder se legitimaba a partir del miedo y hasta el siglo pasado, nuestros padres y abuelos fueron instruidos a partir de estos métodos severos, que dejaban nulo espacio al diálogo y se basaban en la rigidez. Es así como la iglesia educó por casi cinco siglos a la población, a base de hacerles creer que serían duramente castigados, si no se acataban ciertas normas. Fue así también como se construyó el sistema ético y moral de la familia mexicana, la cual se origina a partir de estos modelos de comportamiento, en las cuales el catolicismo es parte fundamental, incluyendo, evidentemente, no solo los buenos principios como la caridad, el sacrificio o la bondad, sino también los roles de cada miembro de la familia, es decir, se promueve la orden patriarcal, en la que la mujer atiende a los hijos y el hogar, mientras el hombre provee, así como lo estipula la Biblia.

Afortunadamente, el nuevo milenio ha traído consigo el acelerado progreso, no solamente material, sino también el de conciencia. Ante este panorama, los discursos emotivos de la iglesia han tenido que evolucionar y adaptarse a las ideas de mayor apertura, a tolerar a quienes no profesen con sus dogmas e incluso a promover a la ciencia como otra forma de encontrar a Dios. El ejemplo claro es el papa Francisco y su ideología conciliadora y progresista en pro de la dignidad y la libertad humana. Los nuevos discursos que enarbola el sumo pontífice, recurren a la función poética de la lengua, aludiendo a la diversidad humana y al respeto y amor que debemos tener para con los prójimos a partir de parábolas, es decir, historias que buscan generar una enseñanza a partir de comparar una situación imaginaria con un acontecer real y actual.

El panorama dentro de la institución religiosa en México es confuso, pues a pesar de que se ha logrado una mayor inclusión y tolerancia respecto a la diferencia de pensamiento, aún quedan cuestiones que no pasan de las ideas conservadoras de siempre y que son justificadas en un discurso vació, sin argumentación sólida, recurriendo a una función referencial plenamente que da contexto pero que por ningún lado racionaliza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s