La jornada de Javier Valdez

Medio: La Jornada impresa

Por Guadalupe Jimarez

El asesinato de Javier Valdez despertó indignación. Los portales electrónicos acuñaron el luto. Una aseveración podría ser aquella donde se afirma al género como responsable de esta rebeldía electrónica, sin embargo, otros afirman, no es cuestión de hombres o mujeres, es resultado del hartazgo. La forma en la que lo expresaron diversos medios es diferente. Algunos se proclamaron “en paro”, otros, abordaron el tema de forma superficial, propia del periodismo de notas informativas. La premura imperó.

La crónica, periódico mexicano dirigido por la famila Kawaggi, abordó el homicidio del periodista Javier Valdez en la sección “Nacional”. Aquí la nota:

Ejecutan en Culiacán a Javier Valdez, periodista especializado en el narco
Por Marco Campillo
Javier Valdez Cárdenas, periodista, escritor y fundador del semanario Ríodoce, fue asesinado en Culiacán, Sinaloa, la tarde de este lunes. Se trata de uno de los periodistas que más sabía del narcotráfico en México; la Presidencia de la República ordenó a la PGR que participe en la investigación del crimen.
De acuerdo con información del propio semanario, Valdez Cárdenas fue abatido en la calle Vicente Riva Palacio, entre Ramón F. Iturbe y Epitacio Osuna, de la colonia Jorge Almada.
De acuerdo a los primeros datos, el también autor de la columna Mala Yerba, conducía un Corolla rojo de modelo reciente, por dicha vialidad, cuando sujetos lo interceptaron y le dispararon.
Se dice también que Valdez Cárdenas fue interceptado por un sujeto armado que lo despojó de su vehículo y le disparó en repetidas ocasiones.
Valdez era un periodista especializado en el tema de narcotráfico, encargado de documentar hechos violentos del crimen organizado.
Fue fundador de Ríodoce, donde fungía como uno de los directores y editores, además, era corresponsal de La Jornada en Sinaloa.
En su carrera escribió distintos libros, el último fue Narcoperiodismo y la reedición de Malayerba.
De acuerdo con información de La Jornada, Valdez presentó a finales del año pasado su libro Narcoperiodismo, la prensa en medio del crimen y la denuncia.
Ese fue el último título de una lista de obras publicadas que incluye Huérfanos del narco, Los morros del narco, Miss narco y Con una granada en la boca.
Valdez, nació en Culiacán de Rosales, Sinaloa, el 14 de abril de 1967. Estudió sociología en la Universidad Autónoma de Sinaloa.
El asesinato de Javier Valdez ocurre a menos de tres meses de la ejecución de la reportera Miroslava Breach en Chihuahua y suman ya seis asesinatos contra comunicadores en el año.
Instruye a PGR a investigar. “Reitero nuestro compromiso con la libertad de expresión y prensa, fundamentales para nuestra democracia”, expresó el presidente Enrique Peña Nieto en su cuenta de twitter. “He dado indicaciones a la PGR, para que la Fiscalía Especial de Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión apoye a las autoridades locales en la investigación de este indignante crimen”, comunicó por el mismo medio.
“El Gobierno de México condena el homicidio del periodista Javier Valdez”, concluyó al emitir sus condolencias a familiares y compañeros.

Por su parte, La Jornada  abordó el hecho de la siguiente forma:

Crimen contra la libertad
Cumplen amenaza: Asesinan a Javier Valdez en Culiacán
  • Balean a corresponsal de La Jornada en Sinaloa
  • Lo esperaban fuera del semanario Ríodoce
  • Lo sorprendieron cuando se disponía a partir en su auto
  • Sicarios pretenden simular que se trató de un asalto
  • Investigarán el crimen PGR y la fiscalía del estado
De la Redacción
Javier Valdez Cárdenas, corresponsal de La Jornada en Sinaloa y editor del semanario Ríodoce, fue asesinado ayer, pasado el mediodía, en el centro de Culiacán, capital del estado.
De acuerdo con reportes de la policía estatal, el periodista y escritor de 50 años, especializado en temas de narcotráfico, fue atacado por sujetos encapuchados a unos metros de las instalaciones de Ríodoce.
Luego de salir del semanario, Javier Valdez abordó su automóvil, y cuando se disponía a partir, los sicarios lo sorprendieron, lo obligaron a bajar del vehículo y le dispararon en repetidas ocasiones sobre la calle Vicente Rivapalacio, colonia Jorge Almada.
En el lugar quedaron 12 casquillos percutidos de pistolas .9 milímetros y 38 súper. El cuerpo del periodista quedó tendido sobre el asfalto a mitad de la calle, a unos metros del semanario que fundó en 2003.
Los agresores se llevaron el automóvil del comunicador y minutos después, alrededor de las 12:35 horas, elementos policiacos lo encontraron cerca del sitio del crimen, en la calle Aquiles Serdán.
Javier Valdez había recibido amenazas de muerte anónimas desde hace tres meses.
Juan José Ríos Estavilla, titular de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Sinaloa, anunció que las investigaciones de la dependencia a su cargo están orientadas principalmente a la actividad profesional de Valdez Cárdenas.
Agregó que otras de las líneas que se incorporarán a la carpeta de investigación es que se haya pretendido probablemente inducir un supuesto robo a vehículo.
No obstante, subrayó que la actividad profesional del corresponsal de La Jornada es la principal línea de investigación.
Mencionó que Javier Valdez, uno de los periodistas más respetados en Sinaloa, no denunció a la FGE haber recibido alguna amenaza ni solicitó protección de la autoridad.
En un comunicado, la FGE señaló que inició una investigación en coordinación con la Procuraduría General de la República (PGR), por conducto de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle).
Explicó que ambas dependencias trabajarán en forma conjunta para esclarecer el crimen y consignar ante las autoridades a todas las personas que estén vinculadas al homicidio.
En tanto, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, condenó el asesinato de Javier Valdez y aseguró que solicitó a la FGE colaborar en todo lo que sea necesario para que (la investigación) llegue hasta las últimas consecuencias.
En entrevista, el mandatario estatal calificó el homicidio de afrenta grave a la libertad de expresión, es una situación muy lastimosa, nos duele, nos molesta, nos irrita.
Refirió que Javier Valdez era muy reconocido, se ganó un lugar en Sinaloa, no sólo nacional, yo diría internacionalmente. Era una persona muy querida, apreciada y reconocida; gente muy talentosa.
Valdez Cárdenas es el sexto periodista asesinado en México desde el 2 de marzo pasado. Antes fueron ultimados: Filiberto Álvarez Landeros, locutor en Tlaquiltenango, Morelos (29 de abril); Maximino Rodríguez Palacios, del portal de noticias Colectivo Pericú, en Baja California Sur (14 de abril), y Miroslava Breach Velducea, corresponsal de La Jornada y colaboradora de Norte, de Ciudad Juárez (23 de marzo).
Asimismo, Ricardo Monlui Cabrera, propietario y director del portal El Político y editor de la columna Crisol de El Sol de Córdoba, en Veracruz (19 de marzo) y Cecilio Pineda Brito, director de La Voz de Tierra Caliente, en Guerrero (2 de marzo).
(Con información de Notimex, Reuters, Afp, Xinhua y Ríodoce)

En La Jornada, se le da mayor peso al cómo sucedieron las cosas. Se narran detalles acerca del homicidio, declaraciones de la Fiscalía General del Estado de Sinaloa y de Quirino Ordaz, gobernador del mismo. El titular emplea una aseveración: se trata de un crimen contra la libertad de expresión, el cual, fue previamente anunciado, mediante amenazas. Por otro lado, mediante el uso de balazos confirman la nula posibilidad de tratarse de un asesinato por robo.

Por su parte, La Crónica determina en su primer párrafo que Enrique Peña Nieto ha ordenado a la PGR participar en la investigación junto a la FGE de Sinaloa. De igual forma, se añade información acerca de la trayectoria laboral y datos biográficos de Valdez, elementos no presentes en la redacción de La Jornada. 

No obstante, ambos realizan un recuento de los periodistas asesinados en 2017.

¿Qué ideología profesa ante el asesinato de periodistas La Crónica y La Jornada?

A partir de ambas noticias, es posible saber que la línea editorial de cada medio encausó el tratamiento de la información ante este hecho. En Lenguaje e ideología, Reboul afirma que la ideología determina la forma de hablar y el sentido de las palabras empleadas los individuos. Asimismo, dota a estas de un poder de: persuasión, convocatoria, consagración, estigmatización o rechazo.

Una de las características de la ideología es el “pensamiento partidista”. En La Jornada, Peña Nieto no adquiere relevancia en la nota. Sin embargo, ¿cuál es la postura de este medio ante las acciones del gobierno por la violencia a periodistas? Quizás y la respuesta radique en la decisión de anexar declaraciones de Quirino Ordaz y no del presidente, pues, de acuerdo al Debate, diario de Culiacán, periodistas encararon al gobernador y le llamaron “cómplice” e “inepto”. Se trata de contrastar las acciones con las palabras de un mismo personaje, las cuales, no se corresponden.

¿Por qué La Crónica destaca el rechazo del presidente de México ante lo ocurrido? Le es necesario configurar “bandos”: aquellos en contra de la violencia a periodistas y los perpetradores de ella. Para este medio, EPN pertenece a los “buenos”.

Sin embargo, para La Jornada, estas posturas

“El pensamiento ideológico se cree autónomo, cuando en verdad está determinado por factores exteriores. De su base material, él es el sublimado”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s