Anfibia ¿nuevo periodismo?

Por: Jacqueline Ponce León

La revista argentina trata temas de interés general, pero con una mirada literaria mientras que el periodismo tradicional suele trabajar bajo otras reglas. En Malvinas, el Gran Relato, Escudero Chauvel se refiere al discurso informativo en general, pero dirá que los medios declaran “en la deontología periodística, el sujeto de la enunciación debe cancelarse detrás de una estrategia de presentación de los hechos, sin comentarios, como sucede en la novela realista con el autor omnisciente”.

Dicha afirmación me remite a la siguiente interrogante: ¿Es posible pensar en la cancelación del sujeto periodístico? Como primera respuesta podría ser que el periodismo tradicional se ha encargado de crear un discurso verosímil con leyes discursivas propias, las cuales están vinculadas a la objetividad, la neutralidad, la imparcialidad, pero no por ello producen verdad. En todo caso, sería un efecto de verdad porque está bajo esa lógica. Ahora sí que cada género establece sus propias leyes de verosimilitud.

En el caso de Anfibia que está inscripta dentro del género del nuevo periodismo, todo parece indicar que no cancela el sujeto que enuncia porque es consciente de que esto no es posible. Sin embargo, trabaja con otras reglas que producen una idea de verosímil que es diferente a la del periodismo tradicional.

En contraparte a algunas ideas del periodismo tradicional, Johnson hace una clara diferenciación con el nuevo periodismo, ya que dice que bajo esta corriente, los periodistas se vinculan de otro modo con aquello que narran: “Es quizás, esa relación con el material tratado lo que importa más y ha merecido. Por otra parte, mayor atención de la crítica del movimiento.

Tanto como era posible, los reporteros se hacían presentes y se vinculaban con los hechos sobre los cuales escribían; buscaban la información por dentro en lugar de confiarse en los rumores o los relatos de la prensa oficial; su periodismo intentaba comunicar los hechos en sí, como un estilo personal de interés y participación”.

El autor plantea que existe una vinculación con los hechos y el sello propio de los sujetos narradores que nos aportan una idea para pensar en todas las marcas que diferencian al nuevo periodismo de otros estilos. Anfibia lleva estas marcas como parte de su identidad. Son el sello para marcar el rumbo de cómo se narra.

En los textos de Anfibia existen al menos dos tipos de estrategias discursivas: aquellas que revelan marcas del sujeto enunciador y aquellas que las ocultan. El discurso que aborda la prensa tradicional es aquel que trabaja sobre la cancelación del sujeto enunciador.

En cambio, los que eligen revelarlo como es el caso de cierto tipo de literatura. Anfibia parece sacarlo a la luz al usar a la crónica como un género periodístico que la define. Hace uso de ella no solamente como una narración cronológica de sucesos, sino desde una estrategia narrativa con sujetos que narran aquello que miran con un relato que los atraviesa.

La agenda temática de la prensa nacional se vincula más con un tratamiento de la información de temas de una actualidad mercantilizada. Tal como lo indica Ramón Reig: “La mercantilización de los medios es tal que los contenidos se intoxican para lograr la venta del producto informativo.

La espectacularidad como característica indispensable está presente en la mayoría de las parrillas televisivas de todos los países. Tampoco la prensa denominada más seria ha podido huir de la tablioidización de sus contenidos, que paulatinamente van dando prioridad a temas más ligeros y que cumplen de forma fundamental la función de entretener.

Si nos metemos a navegar por el portal de la revista Anfibia, nos podemos percatar que cualitativamente brinda menor espacio a los contenidos publicitarios. Es más, casi ni existen. Este punto nos lleva a que la revista tiene un sostenimiento institucional, a diferencia de los medios tradicionales. En conclusión, Anfibia parece no haber sido fundada en la idea de generar ganancias para posicionarse como un producto comercial y lo refleja en su composición, así como en el modo en que aborda los temas de una manera distinta al resto de los medios de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s