Personajes televisivos


Por: Adriana Arellano.- Para lograr hacer un programa televisivo y sobre todo, un noticiero, es necesario tener una agrupación de personas que cubran puestos específicos a lo largo del proceso de producción. Cargos que van desde el director, el productor, el conductor, camarógrafo, hasta el asistente técnico. Y como se trata de un espacio informativo, también se necesitan reporteros, periodistas, investigadores, o todo aquel profesional de la comunicación, para elaborar el contenido televisivo que va a ser presentado noche tras noche.

El equipo del noticiero de Javier Alatorre está conformado principalmente por tres personajes centrales. Como obviedad, el agente central es Javier, quién es periodista desde los 20 años y que ha llevado el mando del programa por más de 17 años. La segunda figura más importante la disputan entre Mariano Riva Palacio, quien también es conductor de Hechos Sábado, y Carolina Rocha, una reportera que en el pasado 2016 tuvo un programa llamado Nada es lo que parece por Azteca 7.

Cada uno de ellos tiene su propio espacio, un lugar en el noticiero que ya forma parte de una tradición, ya que han permanecido al aire, junto con Alatorre, por mucho tiempo. El apartado de Riva Palacios lleva el nombre de El Pulso, una sección que dura de tres a cinco minutos y está enfocada en tratar los tópicos que surgen a partir de la innovación tecnológica de la ciencia aplicada a la salud.

Es una sección en donde se puede hablar de los tratamientos médicos que llevan niños, jóvenes y adultos, en donde se llevan a cabo procedimientos nuevos o poco inusuales a los procedimientos convencionales. El género en el que es presentada esta información es el reportaje. El trabajo periodístico que hace Riva Palacios es una investigación, en donde conjunta la voz de especialistas, médicos e investigadores que explican a la gente, en un lenguaje afable y sencillo, los asuntos de índole científica.

Por otra parte, también toma como fuente principal un caso específico. Recupera la situación de una persona en especial para poder explicar el fenómeno alrededor de ese hecho. Recopila los testimonios del personaje principal o afectado y el de sus familiares, amigos o parejas que lo acompañan. También utiliza el recurso del background para desarrollar el origen o la procedencia de tal o cual enfermedad o tratamiento.

Los títulos que llevan las cápsulas informativas son Terapia para combatir la osteoporosis, La transmisión del mal de chagas, Cirujía extracorpórea, Nuevo tratamiento para aliviar la artritis reumatoide, Cascos ortopédicos que corrigen malformaciones craneales,  entre muchos otros. Todos ellos con base en una forma discursiva de exposición, pues el objetivo principal es el de dar a conocer un tema “nuevo” o poco conocido. La presentación de los temas especializados está hecha desde una forma verbal sencilla y de fácil comprensión.

Por otro lado, se encuentra Carolina Rocha, una reportera que trata todo tipo de temáticas en su espacio informativo llamado El otro México. Un día puede visitar la sierra de Oaxaca y otro puede estar en la frontera de Tijuana con los traficantes de drogas, que hasta ahora ha sido uno de sus reportajes más virales y reconocidos. El formato que ocupa Rocha es, como ya se dijo unas palabras atrás, el reportaje.

Los segmentos de El otro México duran aproximadamente entre siete y nueve minutos. Son investigaciones que tienen mucho “color”, pues tienen un enfoque humano. Carolina recorre distintas partes del país y consigue los testimonios de los pobladores y trabajadores, que habitan el lugar al que va. Hace una crónica visual y verbal de los paisajes en lo que se encuentra y también de la gente que conoce.

En ambos colaboradores, el pathos en su discurso es un recurso frecuente. Pues su objetivo principal es “mover” algo dentro del espectador que los haga vislumbrar otras perspectivas e historias de vida que están alejadas de su contexto. El tono en el que se ven manejados ambas secciones, aunque en la de Carolina Rocha más que en la de Riva Palacios, es amable, cordial y agradable. Suben o bajan la tonalidad cuando la situación lo merece, cuando se trata de algo asombroso dan énfasis en su discurso a ciertas palabras que envuelven al televidente en su reportaje, o bien, cuando se tocan temas sensibles aplican una modulación seria y más formal.

Están presentes en el lugar de los “hechos” y saben muy bien como ocupar la retórica en su discurso, son algunos de los factores por los que sus secciones permanecen al aire después de tanto tiempo. Aunque se sigue sin saber quién es la segunda figura más importante del noticiero. FIN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s