Proceso homenajea a Javier Valdez Cárdenas

Por Raúl Parra

Ésta es la segunda ocasión que la revista Proceso está de luto en menos de dos meses por el asesinato de un miembro del gremio periodístico en México. Esta vez se trató de Javier Valdez Cárdenas, cofundador del semanario sinaloense Ríodoce y corresponsal de La Jornada, quien fue baleado arteramente el 15 de mayo en Culiacán.

Proceso colocó en la portada de su número 2116 unas fotografías del periodista ultimado con la leyenda “¡Justicia!”, acompañadas de velas y flores. Todo esto sobre un fondo negro, que en la cultura occidental representa el duelo por la pérdida de alguien, especialmente un ser querido.

En general, la edición estuvo dedicada a la memoria del autor de Malayerba, pues en total se incluyeron ocho textos relativos a él, tres de los cuales fueron compartidos por el semanario Ríodoce para su publicación de manera simultánea.

Estos tres textos ―“El día que nos rompieron el corazón”, “Ellos creen que mataron a Javier” y “Quedarme callado sería ser cómplice”― aparecieron con la firma del propio Javier Valdez Cárdenas como una forma de homenaje que decidió rendirle el medio que fundó. Proceso lo replicó.

La mayoría de estos textos ―sobre todo los dos primeros y la columna Tiempo Fuera de Fabrizio Mejía Madrid― utiliza el pathos, uno de los tres modos de persuasión de la retórica, el cual busca conmover a la audiencia, en este caso los lectores.

Como ejemplo, el último párrafo de la columna Altares de Ismael Bojórquez:

El miércoles 17 nos reunimos en Ríodoce para planear, en medio del llanto y la pesadumbre, la próxima edición. Creía conocer a todo el equipo, uno por uno de los reporteros, el personal administrativo, los encargados de la web y redes sociales. Pero no. Son todos y cada uno mucho más grandes y fuertes de lo que yo pensaba. La flaqueza sólo se reflejaba en lágrimas por el dolor del compañero que habían asesinado, pero nunca por el compromiso que teníamos enfrente. Nadie preguntó si seguíamos o no. Todos lo dimos por hecho.

Ahora bien, es importante mencionar que la cobertura de Proceso no se limitó a su edición impresa. En su página de Internet se publicaron sendos artículos de opinión, escritos por Jenaro Villamil, Pablo Gómez, Álvaro Delgado, Jorge Carrasco Araizaga, José Gil Olmos, entre otros, los cuales destacan por su lenguaje franco y directo, así como su creatividad lingüística.

Y es que, tal como antaño lo hiciera la doctora Marcela Lagarde con los asesinatos de mujeres, en su artículo Jenaro Villamil acuña un neologismo. Se trata del vocablo «periodicidio» y explica que se refiere a “la eliminación, amenaza y censura sistemáticas contra los periodistas que se asoman a las entrañas de la colusión entre el gobierno y el crimen organizado”.

Fabrizio Mejía Madrid también lo emplea en su columna y, al igual que la teórica feminista, él también responsabiliza al Estado de la muerte de su compañero, pues refiere que la mayoría de las agresiones contra periodistas provienen de los funcionarios y las fuerzas de seguridad del propio Estado.

Por último, algo importante a rescatar es que el miércoles 24 de mayo casi la totalidad de la prensa mexicana publicó un desplegado conjunto a plana completa en sus diarios y espacios digitales. Entre los firmantes se encontraban Reforma, La Jornada, Nexos, Letras Libres, El Universal, El Financiero, El Economista, Animal Político, Ríodoce, Noroeste, El Heralo de México, los grupos Expansión, Fórmula, Milenio, Radio Centro y la Organización Editorial Mexicana (OEM). Empero, hubo un gran ausente: el semanario fundado por Julio Scherer García en 1976. Proceso no apareció en las planas de los periódicos.

bastaya

Es imposible saber a ciencia cierta a qué se debió esto, pero propongo dos hipótesis: la primera es que aunque Proceso esté a favor del cese de la violencia contra los periodistas, no suscribe la línea editorial de algunos medios firmantes, como El Universal y Nexos, los cuales tienen una postura orientada a la derecha política y por eso prefirió abstenerse; la segunda es que de plano no lo invitaron a firmarlo, es decir, que fue excluido.

Aunque pueda parecer inverosímil, quizá la conjetura más acertada sea la segunda, ya que el mismo día que los diarios lanzaron el desplegado, Proceso publicó un comunicado en su página de Internet en el que informa que “suscribe iniciativas para detener la violencia contra periodistas” y, específicamente el “Basta ya” pronunciado por diarios nacionales e internacionales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s